Los correos de Blesa: guía de una cadena de favores y de intereses

Desde hace más de una semana eldiario.es viene desgranando en exclusiva los e-mails que envió o recibió Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, entre los años 1996 y 2009. En ellos se detallan las relaciones, en ocasiones con intereses creados, del dirigiente de la entidad bancaria con diferentes políticos, prinicpalmente (aunque no solo) del Partido Popular. En estos mensajes se evidencia, por ejemplo, los favores de Blesa hacia José María Aznar, al que según detallan estos correos, buscó un contrato como mediador de una empresa que vendía armamento a Venezuela. Presuntamente medió en otros favores como agilizar la concesión de una hipoteca a la prima de Esperanza Aguirre o «enchufar» a una conocida de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. Precisamente con la dirigente popular mantuvo una tensa relación de tira y afloja: a terceros llegó a afirmar que Aguirre «no tiene ni puta idea».

En esos correos se detallan también algunos de los excesos que se produjeron con Blesa en la dirección de la caja madrileña, en la que existían tarjetas de crédito de hasta 50.000 euros con presunto dinero «black (negro) a efectos fiscales»  para el presidente y algunos consejeros de la caja. También se visualiza en sus palabras el conocimiento que tenían de la peligrosidad de las participaciones preferentes, que celebran de forma evidente, tanto Blesa como su número 2 en la caja:  «1.300 millones de euros en un solo dia!!!!!», le dicen a Blesa. «Qué barbaro. Y eso que habíamos engañado a los clientes», responde él.

Caja Madrid habría intervenido también en la compra de Iberia, en una operación en la que se evitó que fuera adquirida por un grupo español de empresarios, apostando por que fuera British Airways la elegida.

Uno de los últimos correos publicados este fin de semana por El País desgrana las relaciones también con Alberto Ruiz Gallardón, que medió en la compra de varias obras del artista Gerarrdo Rueda, una operación millonaria respaldada por José María Aznar y que podría suponer un montante de 54 millones de euros. Las presiones de Aznar defendiendo esta operación duran casi un año.

También se han hecho públicos hoy los vídeos de la declaración de Blesa ante el juez Silva el pasado 5 de junio. Tras este interrogatorio, el expresidente de Caja Madrid entró en prisión.

Estos correos y otros correos que se siguen publicando formaban parte del expediente de la investigación judicial que llevó a Blesa a la cárcel. Una decisión que fue revocada y su juez, Elpidio Silva se enfrenta por este tema a delitos de prevaricación y contra la libertad individual. Tras la revelación en los medios de comunicación de estos correos, el juez Silva ha cargado tintas en las redes sociales contra aquellos que le apartaron del caso. “El tema por ahora es muy sencillo: Unos seis magistrados, y al menos seis fiscales deben renunciar a sus cargos, y marcharse a su indignidad”, ha dicho. “Atemorizarán a otros jueces indeseables, indignos para ejercer el cargo. Conmigo que vayan preparando el daño físico. Es lo que les queda…”.

Raquel González - Directora Grupo Capital