“Si algún día digo como el alcalde que voy a crear 10.000 puestos de trabajo, que me crucifiquen”


ESPERANZA (36)Esperanza Fernández, candidata de UPyD

La entrada de UPyD en el ayuntamiento con dos ediles fue la sorpresa en 2011. Cuatro años más tarde, la formación magenta solo mantiene un concejal, tras la expulsión del que fuera su candidato y portavoz del partido, José Luis Morato, que decidió no entregar su acta. Esperanza Fernández ha seguido trabajando por UPyD, que atraviesa ahora uno de los momentos más delicados. Se siente orgullosa de haber propiciado la bajada del IBI, de haber quitado subvenciones como la del Getafe CF o de haber bajado el sueldo a los concejales de la oposición.

Cuatro años después, ¿te arrepientes de haberte abstenido en la investidura de Soler?
Fue una decisión del partido a nivel nacional. La lista más votada gobernó con nuestra abstención. También había cierto cansancio de treinta y dos años del mismo partido. El cambio en general no fue mal recibido. Es verdad que el PP ha ido mostrando su verdadera faz: venía cargado de buenas intenciones, pero luego reproduce vicios que había y además contrae otros nuevos propios del PP, como el rechazo a la participación ciudadana.

Una decisión nacional, pero tomada tras una mariscada del portavoz de UPyD con Soler y Granados.
Esa comida no tiene nada que ver con UPyD: el cabeza de lista se tomó unas atribuciones y unas libertades que en ningún momento estaba autorizado para tomarse. Fue sin encomendarse a nadie, sin contar con nadie, y es una actuación individual. Esa comida dio la imagen de que había un pacto que no existía ni ha existido nunca. Siempre se ha votado en función de lo que había sobre la mesa y con condiciones, nunca cambiando cromos. Hemos sacado a la luz cuestiones muy críticas con el Gobierno y hemos sido muy contundentes cuando ha habido algo que criticar y cuando ha habido algo que apoyar. No nos dejamos guiar por el sectarismo.

Un pacto que no existía pero cuya idea Juan Soler se ha preocupado de inculcar con repetidos ofrecimientos para entrar en Gobierno.
El PP ha echado de menos el tener ese acuerdo estable con algún partido que podía ser UPyD o podía ser cualquiera. Ha intentado dar esa imagen de que éramos los aliados naturales cuando no era cierto.

En dos ocasiones aprobasteis los presupuestos.
Cada año se ha puesto el borrador y se ha ofrecido llegar a acuerdos. En dos ocasiones no fue posible porque no aceptaron las condiciones puestas. En 2014 el PP acepta unas cosas que luego incumple. En febrero de 2014 tuve claro que no habría nuevo presupuesto aprobado por UPyD. No estaban dispuestos a cumplir nada. Había sido una burla, un engaño.

Quizá no habéis sabido llegar al ciudadano y explicarle vuestro posicionamiento.
El ciudadano tiene muy poca información porque no tiene tiempo o porque no tiene ganas de enterarse. Pero me resulta inmoral el recurrir a muletillas que el ciudadano capta pero que son mentira. Si algún día digo un disparate como dice este alcalde de ‘voy a crear diez mil puestos de trabajo’, que me crucifiquen porque no se puede engañar a la gente.

ESPERANZA (20)¿Se sobrestima al ciudadano? Tú misma dijiste que daba igual que Ciudadanos pusiera una cabra de candidato.
Hay mucha gente que no tiene criterio y se deja guiar por lo que ve en televisión. Es el caso de Ciudadanos. Nosotros llevamos en nuestro programa listas abiertas, por ejemplo, cualquiera pensaría que es una demanda tremenda, que la mayoría de la población la quiere, a la hora de la verdad vemos que no. Pedimos que la gente se informe y que sepa lo que pide cada uno.

¿Está en descomposición UPyD?
Hemos pasado unos momentos duros: hay mucha gente de UPyD que ante la perspectiva de no tener asegurada una concejalía o ser diputado han salido en desbandada. Pero no son relevantes en número. La dimisión de nuestro coordinador se debe a razones personales como él mismo ha dicho. No solo no estamos muertos, sino que estamos más vivos que nunca.

¿Cuáles son las líneas básicas de tu programa?

Este gobierno ha entendido los servicios sociales en plan ONG, medidas como el cheque bebé, las cestas de navidad… En política social incidimos en la vivienda de alquiler, los desahucios que ha pesado mucho, y la pobreza energética. Hay que ampliar al máximo las ayudas. También queremos una ciudad menos contaminada y ampliar las zonas verdes, la parte que va desde Perales hasta el Cerro de los Ángeles seguimos pidiendo que se rehabiliten las lagunas de Perales y se expanda la zona protegida. Dar prioridad a la bicicleta, arreglar hasta el máximo posible los carriles bici e incidir en la infradotación de servicios de transporte en nuevos barrios. También habrá que revisar la contratación externa y queremos recuperar para el Ayuntamiento la recaudación ejecutiva. Vamos a renunciar a gastos superfluos: la escolta no tiene sentido para el Alcalde.

¿Cómo ha sido Juan Soler y su legislatura?
Ha sido el alcalde lejano, que viene puesto por un aparato de partido. No solo porque venía de fuera, porque eso podría no haber sido un obstáculo. Eso ha pesado en el concepto que ha tenido de participación ciudadana. No ha sido cercano a la hora de recibir y tener un canal de comunicación con la gente.

Raquel González - Directora Grupo Capital