Exámenes de septiembre

Despedimos julio con la acampada de la PAH desmontada y desactivado de esta forma uno de los focos calientes de la actualidad en el municipio. Dos familias han podido entrar a vivir en sendas viviendas municipales para personas con pocos recursos, tras un proceso de adjudicación. Parecía que agosto daría tregua en el ritmo trepidante de la información, pero la primera semana dejó otra sensación. Primero con la trama Púnica. Se levantó el secreto de sumario y se destapó lo que era un secreto a voces: Getafe también estaba en los papeles, como desgranó Elbercial.com en una serie de reportajes en el que se retratan las conversaciones de concejales del PP (entonces en el Gobierno) con implicados de las empresas de la Púnica para favorecer concesiones a Cofely. Todo esto llevará a una comisión de investigación que ya se anunció que se propondría en el próximo Pleno. Y en el tema judicial también habrá que seguir el devenir del asunto del Teatro Madrid, donde el juzgado ha reclamado documentación al Ayuntamiento sobre la concesión del proyecto.

También se tensó aún más la situación del barrio de Las Margaritas, donde la convivencia con un grupo de gitanos rumanos estaba poniendo a prueba la paciencia de los vecinos, que llegó a un límite a principios de agosto, con enfrentamiento incluido. Durante el resto del mes se han estado desarrollando algunas aulas interculturales de convivencia, que han tenido bastante éxito.

 

Tuvimos sorpresas, como la apertura de la Ciudad Deportiva del Getafe a otros clubes, quitando de esta forma la exclusividad que la entidad mantenía sobre este espacio. Pero el resto del mes discurrió con tranquilidad. Anuncios de inicios de obras como la de la plaza España, licitaciones de servicios como el mantenimiento de edificios, obras en los colegios… lo que viene siendo la gestión habitual de un Ayuntamiento.

Los consejeros también comienzan a recibir a la alcaldesa Sara Hernández, después de una primera toma de contacto con la presidenta Cristina Cifuentes a principios de mes. La mantenida con Rafael Van Grieken, responsable de Educación regional, parece que puede sacar adelante una promesa que Juan Soler se dejó en el camino la pasada legislatura: dos escuelas infantiles en Los Molinos y Buenavista que podrían estar en marcha el próximo curso. También otro colegio y un instituto en El Bercial. A ver si no se queda todo en agua de borrajas.

Mientras tanto, y ante la apertura del curso escolar, habrá que ver si los partidos de la oposición se dignan dar señales de vida, porque este mes de agosto (al menos de cara al público) ha sido de descanso y asueto. Se acerca la fecha de los 100 días de Gobierno (y también de oposición) donde habrá que hacer balance de lo puesto en marcha… y a algunos se les va a atragantar este examen de septiembre. Estudiar a última hora no suele ser lo mejor. Y habrá que ver si el Gobierno también se pone las pilas con promesas que aún tiene pendientes: las más sencillas de cumplir, aquellas que tienen que ver con la transparencia. Las paredes de cristal del Ayuntamiento, siguen siendo de ladrillo…

Raquel González –
Directora Grupo Capital