Sara Hernández: «Este equipo de Gobierno no ha venido para hacer revanchismo»

DSC_0806

Cuesta robarle unos minutos a Sara Hernández en una apretada agenda en la que la alcaldesa se multiplica en actos en el municipio. Está en todo, no descansa; sus concejales le siguen el ritmo como pueden. Ha pasado ya un año desde que por primera vez entró en el despacho que ahora ocupa como alcaldesa. Muchos papeles alrededor, muchos documentos. Firma algunas cosas pendientes y recibe a GETAFE CAPITAL con una sonrisa.

¿Cómo has vivido este año? ¿Cómo se afronta un cambio radical como el pasar a ser alcaldesa de un municipio como Getafe? ¿Es una carga demasiado pesada?

Es una carga grande, pero en el sentido de responsabilidad. Lo estoy llevando bien. Ahora venía de una reunión con concejales, donde estábamos viendo las dificultades administrativas para una serie de inversiones que queremos hacer en la ciudad y los problemas burocráticos que lo dificultan… eso hace más pesada esta responsabilidad. Pero sin duda alguna, es una responsabilidad que me llena de orgullo, es una responsabilidad me llena de forma plena: ser la alcaldesa de mi pueblo no me parece mejor sitio donde pueda estar.

Conocías ya esos trámites administrativos, quizá no tanto tus concejales. ¿Qué pasó con la auditoría que se iba a hacer?

A la meta vamos a llegar, los objetivos los vamos a cumplir. La auditoría no está en el tintero. Está ya encarrilada. La semana pasada tuvimos una reunión con Ahora Getafe para explicarle los criterios de la auditoría, Intervención ya conoce las cuestiones que queremos que desarrolle y está en marcha. No solo queremos conocer en qué se destinó el dinero público: queremos hacer una auditoría de procedimientos y de programas. Puede haber programas que llevamos a cabo desde hace mucho tiempo y que a lo mejor no es necesario llevarlos a cabo ahora porque la sociedad ha cambiado, queremos saber si estamos duplicando servicios. Esa auditoría también nos va a ayudar a analizar los programas que se están desarrollando.

Nada que ver con cierta asesoría en la contratación…

Por supuesto, nada que ver. Eso, que lo hizo Juan Soler, fue mentira. Era una investigación política de determinados personajes públicos y relevantes de Getafe, para utilizarla luego si quería contratar con determinada empresa o no: utilizarlo políticamente. Juan Soler elegía muy bien las empresas con las que quería contratar. Las que no le gustaban por razones políticas, las echaba a un lado. Y las que sí, presuntamente adjudicaba a dedo, que es por ejemplo el problema de las obras de la tercera planta del Ayuntamiento o del Teatro de la calle Madrid.

¿Va a tener más recorrido el asunto de Hard News?

Sí, porque al Ayuntamiento ya le han pedido documentación. Y se la hemos ofrecido. Esperemos que la justicia haga su labor, y por supuesto total colaboración.

Hablábamos de que el equipo del que te habías rodeado era ‘novato’ en la gestión pública. ¿Cómo ha evolucionado?

Estoy muy muy satisfecha, y aprovecho para reconocer la labor que está haciendo el equipo de Gobierno. No tienen experiencia en la gestión pública pero son grandes profesionales que tienen mucha experiencia en sus ámbitos de procedencia. Nos ha supuesto hacer una renovación del equipo de Gobierno, lo que supone tener programas más frescos, porque las ideas son nuevas, son más actualizadas. Y además nos quitamos ciertas hipotecas o ciertas reticencias que existen después de haber estado mucho tiempo realizando la misma función.

Durante este año se ha ‘descolgado’ del equipo de Gobierno Mónica Cerdá, además de una forma un tanto abrupta, llevando a la propia alcaldesa a los tribunales.

Se ha descolgado voluntariamente. No ha querido formar parte de este proyecto. En este proyecto se está a las duras y a las maduras. Los vecinos de Getafe nos pagan un salario por hacer nuestro trabajo y por hacerlo bien. Una concejala no tiene que elegir las materias que le gustan o no, tiene que hacer lo que nos mandatan nuestros vecinos. Ella se encaprichó y como no le gustaron las nuevas competencias que tenía, como un niño cuando le quitan el juguete, se puso a llorar. Eso no, aquí somos maduros, serios y responsables. Y apechugamos con nuestro trabajo, nos guste más o menos. Y tenemos que estar a la altura. El que sienta que no puede estar a la altura que dé un paso atrás. ¿Qué hizo? El niño cuando le quitas un juguete llora. En este caso cambió el llorar por una denuncia en los juzgados, que no se sotenía, que fuimos a dar explicaciones con total transparencia, que llegó allí y dijo que había tergiversado los hechos, que no fueron tal cual, retiró la denuncia y pidió disculpas.

Se le ha habierto un expediente disciplinario

Se está tramitando a través de los órganos correspondientes. Los cauces estatutarios que tenemos establecidos a través de las comisiones de garantías, tanto a nivel local, como regional y federal. Ella me consta que ha hecho alegaciones y en cuanto se tenga una resolución el trámite de garantías que tiene establecido el partido. Los vecinos de Getafe no pagan a un patio de niños, pagan a unos concejales que tienen que estar a la altura. Este trabajo da algunas satisfacciones y también algún sinsabor: pero el que no quiera estar a la altura lo que tiene que hacer es retirarse y dejar que otros hagan su trabajo.

De todas formas es una situación un tanto extraña:, tener a una concejala en los Plenos y poco más.

Ella misma que saque esas conclusiones. Si es eso lo que quiere. Nosotros seguimos trabajando y las funciones siguen saliendo. Nadie es imprescindible.

El PSOE no gobierna solo. ¿Cómo ha sido la relación con IU-CM y con Javier Santos?

Colaboración absoluta. Tenemos nuestros programas políticos diferentes pero hay sintonía absoluta. Solo puedo agradecer y reconocer el trabajo de Javier Santos que no solo lo está haciendo bien en su Delegación de Deportes sino en la coordinación con el resto de delegaciones y en la lealtad al proyecto político de este Gobierno.

¿Y cómo son las relaciones con Ahora Getafe?

Diferencias pero sintonía. Ya hubo sintonía en la primera sintonía: no queríamos mas derecha en Getafe, no queríamos que Juan Soler siguiera siendo el alcalde de Getafe. Ellos tienen su espacio político, pero los objetivos políticos que es que la izquierda siga gobernando en Getafe, son comunes.

No es la primera vez que les lanzas la oferta de entrar en Gobierno, ¿esa puerta está abierta?

Esa puerta se ofreció durante la negociación de la investidura. Si lo han decidido, lo que tienen que hacer es plantearlo. Evidentemente yo señalo la comodidad de ver los toros desde la barrera. Lo que uno tiene que hacer cuando algo realmente le gusta es tirarse al ruedo. Ver los toros desde la barrera y colocarte desde una postura salomónica que lo veo todo y me permito opinar de todo sin mancharme…

La sensación, a pesar de esa sintonía que hablas, es que hay un abismo entre ambos. Y se pudo ver en el rechazo a las ordenanzas y en la aprobación de los presupuestos, que han acusado de hacerlo ‘por la puerta de atrás’

Hablábamos de equipo de Gobierno nuevo, pero es que también la oposición es nueva. Creo que hoy no volvería a pasar, porque en ese momento no estaba ducha en las materias administrativas y no conocía al dedillo cómo es la tramitación de un presupuesto. Aprobarlo por la puerta de atrás no, aprobarlo según establece la ley. Luego podemos hablar si nos gusta la ley o no nos gusta la ley. Y respecto a las ordenanzas, ese mismo día del Pleno en que ellos votaron no a las ordenanzas esa misma tarde subieron a Alcaldía y la pregunta fue: ‘¿Por qué no los lleváis otra vez y vemos como negociamos de manera diferente?’. No, hombre, se llevan una vez y no se pueden volver a llevar. Respondiendo a sus propuestas hemos empezado a trabajar con ellos en la tramitación de las ordenanzas y del presupuesto del próximo año.

DSC_0827

Dijiste que esta iba a ser la legislatura del diálogo. ¿También con el PP? ¿En este año te has reunido alguna vez con su portavoz, Juan Soler?

No he tenido ninguna reunión con Juan Soler. Pero es que debe ser que no coincidimos en horarios: es que no le veo nunca. No solo por el Ayuntamiento, es que no le veo nunca por Getafe. Ni da ruedas de prensa, los escritos del PP ya ni los firma él, está escondido y tapadito, porque tiene problemas judiciales que afectan a su futuro político y prefiere estar escondidito. Con Juan Soler es difícil entenderse porque no está nunca en Getafe, porque no siente Getafe, no tiene ninguna propuesta para Getafe. Con el resto de concejales del PP, con sus diferencias, seguimos hablando. Igual que con Ciudadanos, con los que la relación es muy fluida.

¿Con qué concejal de la oposición te irías a tomar una caña?

Me iría con todos. Los buenos modales y la educación no hay que perderlos nunca. Y yo a tomar un cafelito y una caña me iría con cualquiera de ellos. Sin preferencias. La conversación será más larga, más fluida con quien tienes más sintonía. Pero con otros que estoy en las antípodas, estoy segura que encontraríamos un tema de conversación que pudiéramos tratar.

Hablabas de los asuntos judiciales que rodean a Soler y una y otra vez en estos temas aparece el nombre de GISA.

Para GISA nuestra propuesta de reforzarla. Para que las noticias que salgan en los medios de comunicación sean siempre positivas. Pero la pasada legislatura GISA pagó cosas, como ya ha aparecido en algún medio de comunicación, que no tienen ningún sentido como cheques de balneario, no tiene ningún sentido porque no está dentro de su objeto social. No vamos a permitir que GISA sea utilizada como lo hizo el anterior equipo de Gobierno de Juan Soler como puerta trasera para aprobar caprichos. Es tristemente lo que nos ha pasado con el Teatro Madrid, donde una adjudicación de un proyecto está siendo investigada por la justicia. Se hizo una apariencia de concurso público, que ni era apariencia, ni era concurso: eran tres empresas que tenían claras relaciones entre ellos y que era una adjudicación presuntamente a dedo.

¿Preocupa que las detenciones hasta el momento estén siendo fundamentalmente de técnicos?

Por supuesto que me preocupa. La responsabilidad es directa del Partido Popular y de su nefasta gestión a lo largo de estos cuatro años. Manchan el buen nombre de Getafe, y eso nos afecta a todos, con independencia del partido político. Es algo que en general me duele. En segundo lugar me duele el tema de los técnicos: los empleados municipales son un engranaje fundamental de la maquinaria administrativa del Ayuntamiento de Getafe. Que se ataque su profesionalidad, que pueda estar puesta en tela de juicio, como responsable máxima, es algo que me duele. Doy todo mi apoyo a los empleados, y este equipo de Gobierno va a trabajar con ellos en cumplimiento directo de la ley.

Han sido cuatro años de Gobierno del PP, pero la sensación que queda después de este año es que o los cajones no se han abierto o no se ha querido enseñar su contenido.

Este equipo de Gobierno no ha venido para hacer revanchismo. Sí lo hizo Juan Soler respecto a Pedro Castro; pero Sara Hernández no lo va a hacer con respecto a Juan Soler. Eso solo nos sirve para sentirnos bien los políticos pero no a los ciudadanos. La auditoría se va a hacer para que se vea claramente cuál fue la gestión del anterior equipo de Gobierno, pero entre nuestras prioridades políticas no está echar a los trastos esa nefasta gestión que hizo Juan Soler. Es resolver los problemas de pobreza, de riesgo de exclusión social y de paro que existe en la ciudad.

DSC_0811

Precisamente el paro es uno de los problemas del municipio y en este sentido se están firmando muchos convenios con empresas, pero ¿en qué se diferencian de los que firmaba Juan Soler?

Los convenios de la pasada legislatura eran solo para hacerse la foto: declaraciones de intenciones, sin ningún compromiso claro. Ahora hay compromisos claros. Por ejemplo Cost-Co que fue bonificada en un porcentaje muy alto en el ICIO: esa bonificación de impuestos no tenía que ser un cheque en blanco, sino que tenía que revertir en algo en Getafe: eso no lo hizo el anterior equipo de Gobierno y sí lo estamos haciendo nosotros. O Airbus: nosotros destinamos casi 400.000 euros en 8 acciones formativas, pero con un compromiso de empleabilidad.

Getafe se marcó el compromiso de ser ‘ciudad libre de deshaucios’ pero la relación con la PAH no deja de ser tensa.

Con la Plataforma de Afectados de la Hipoteca de Getafe, porque con la de otros municipios la comunicación es muy fluida. Atacamos a Sara Hernández; bien, es mi obligación asumir las críticas: va en el sueldo que se suele decir. ¿Por qué la PAH no participa en la comisión antidesahucios del municipio? Participan el resto de entidades menos ellos. ¿Por qué no ven con buenos ojos que se haya firmado un convenio con la Carlos III, para desplegar 20 profesionales para mediar también con las entidades bancarias? La PAH dice que no quiere que se firme el convenio, porque quieren ser ellos. Estoy muy satisfecha del trabajo que ha hecho la oficina en intermediación en desahucios desde la firma del convenio: se han parado 15 desahucios, se han llegado a 5 alquileres sociales con entidades bancarias y a otros 5 con propietarios privados de alquiler. Hay que seguir trabajando, por supuesto, pero nuestro compromiso de que Getafe sea ciudad libre de desahucios sigue ahí. Para eso destinamos viviendas de la EMSV.

¿La gente vive mejor ahora que hace un año?

Este ayuntamiento se desvive permanentemente porque así sea, que las calles sean un espacio de libre expresión, que estén permanentemente inundadas de actividades culturales, deportivas, sociales, que los vecinos tengan una mano amiga. Lo hablamos del tema de desahucios, pero también con una medida pionera de la que me siento orgullosa: un millón de euros para que el Ayuntamiento pague durante un año el alquiler a las familias que lo necesitan y los suministros. El haber duplicado las becas de libros, el haber puesto los comedores escolares en vacaciones… eso es lo que ha hecho este Gobierno. Quedan muchas cosas por hacer. Pero la dedicación a este Gobierno no se le puede poner ninguna mácula.

Respecto a la participación, que estaba muy oxidada, ¿qué balance haces?

En participación hemos abierto las compuertas y el río está echando agua constantemente. Ahora existen los consejos sectoriales, las asambleas juveniles, los presupuestos participativos, las consultas ciudadanas… ahora ya fluye esa participación. Todo eso está abierto a la participación, pero ahora la participación hay que madurarla. Para eso, por ejemplo, se está trabajando en la modificación del Reglamento de Participación, porque tenemos que aprender más, pero los ciudadanos tienen que acostumbrarse a saber que tienen que participar. La participación se mejora con su práctica. Llevamos un año y hemos dado pasos importantes. Estoy segura de que daremos muchos más.

Una de las críticas, sobre todo por parte del PP, es sobre la limpieza.

Getafe está más limpio, aunque hay que seguir trabajando en esta dirección. Hemos implementado el baldeo, que antes no se hacía en Getafe, la limpieza en profundidad no solo por la zona centro, la introducción de las limpiezas especiales y urgentes, se están instalando contenedores accesibles y también se están sustituyendo las islas ecológicas.

Ese también ha sido un asunto polémico.

Todas las islas ecológicas se están retirando previa demanda de los vecinos que así lo solicitan. Las islas ecológicas están bajo tierra, sí, pero eso es también un foco de suciedad, además de las molestias que causa, en cuanto al ruido añadido que produce el mecanismo hidráulico al subir. Además, es que no cumplen la normativa.

¿Se instalaron unos contenederes que no cumplían la normativa?

En este tiempo que ha pasado, la normativa ha cambiado.

También LYMA ha estado en el punto de mira respecto a la gestión del Centro de Protección Animal.

Qué casualidad que coincidiera con la noticia de que se estaban redactando los pliegos de condiciones para externarlizarlo. Desde aquí quiero hacer un agradecimiento a los trabajadores del CPA, que han sido cuestionados y atacados. Es curisoso que las críticas de la FAPAM se hayan acallado. Y es que tanto la Comunidad de Madrid como el Seprona dieron el visto bueno al trabajo que se está haciendo allí, lejos de las acusaciones de que se sacrificaban animales y que se les tenía en condiciones inhumanas. Ahora el centro está más limpio, se han mejorado las instalaciones tanto de gatos como de perros, y también han aumentado el número de voluntarios. La comisión de infancia y adolescencia también ha colaborado con un vídeo en el que fomenta la adopción.

El asunto de la seguridad ha sido polémico también, primero por las críticas realizadas, y también por la ‘huelga de celo’ del turno de noche policial. ¿Cómo se ha solventado?

Según los últimos datos hechos públicos por el Ministerio del Interior, Getafe ha rebajado un 4% sus niveles de delincuencia. Y respecto al problema turno de noche, el Ayuntamiento no ha negociado en ningún momento con ellos. No admitimos chantajes. La concejala de Personal sí que se está reuniendo con la comisión paritaria para ver si se pueden mejorar las condiciones de los trabajadores municipales, no solo de la Policía. Esas presiones se están analizando para ver jurídicamente si hay algún tipo de responsabilidad y también se está estudiando ver si se pueden dejar sin efecto las multas que se impusieron. No vamos a permitir que se utilice a los vecinos como rehenes para que unos pocos tengan mejores condiciones salariales o más días libres.

¿Se han detraido recursos de la Policía para uso propio, como aseguró el PP con la foto usando un coche oficial?

El PP hace demagogia con este asunto, porque cualquier vecino me puede ver diariamente cómo vengo a trabajar andando desde mi casa, o en mi coche particular. Solo en ocasiones puntuales, cuando hay alguna reunión con consejeros de la Comunidad, no solo yo, también los concejales, hemos utilizado los coches de incidencia de la Policía municipal. Un total de 18 veces en todo el año. Y además de hacer públicos datos de la denuncia de una menor, algo que ya estamos estudiando jurídicamente, el PP hace doble demagogia porque en la fecha que habla no se utilizó el coche de la policía

¿Cómo son las relaciones con el Getafe CF?

Hay buena relación, sin obviar que cada uno defiende los intereses de su institución. De hecho, próximamente nos vamos a reunir para hablar de la situación del club y ver si se puede llegar a un acuerdo con el convenio, que hasta ahora no ha sido posible. El propio presidente ha dicho que la relación ha mejorado mucho respecto a los cuatro años pasado.

¿Los Plenos se están yendo de las manos con proposiciones fuera de lugar o interrupciones como la de la semana pasada?

Creo que cada cual se retrata con sus actos y si buscaban una foto, conmigo no la van a encontrar. Para gestionar el Pleno, se está trabajando en un reglamento que regule cómo se va a desarrollar. Voy preguntando permanentemente cómo se desarrollan las negociaciones y me consta que están siendo exahustivas y que se está mirando cada punto, comparándolo con otros municipios. Espero poder tener un reglamento lo antes posible.

Una curiosidad: ¿Qué ha pasado con la G que fue emblema del anterior Gobierno de Juan Soler?

Este Gobierno no hace política de revanchismo, y la G sigue en los coches, en los carteles, en la papelería… No vamos a gastar ni un duro de dinero público en ese tipo de acciones. Únicamente se ha retirado de una rotonda, que sus vecinos querían que hubiera plantas, y eso era incompatible con la G.

Raquel González - Directora Grupo Capital