Regresa la sombra de una nueva incineradora en Getafe

GETAFE/Medioambiente (20/04/2017) – Getafe podría ser el lugar elegido para una de las incineradoras que pretende instalar la Comunidad de Madrid según lo que se desprende en el “Documento preliminar para la definición de la estrategia de gestión sostenible de los residuos” y ante lo que Ecologistas en Acción Getafe 0203 ya se ha puesto en marcha. “Se prevé la construcción de 1 o 2 nuevas incineradora, que estarían situadas una en la zona norte y otra en la zona sur. Los criterios para la ubicación serían: Emplazamientos en los que existen o han existido instalaciones para el tratamiento de residuos”, lo que señala directamente a Getafe o a Pinto.

La futura incineradora de la zona sur “supone una clara agresión a la salud de los vecinos, un daño a nivel global por no contribuir en la lucha contra el cambio climático. Y una hipoteca económica para la comunidad”, defienden. Por ello han puesto en marcha una plataforma contra la incineradora de Getafe a la que invitan “a los agentes sociales, responsables políticos, vecinos y vecinas de la localidad a mostrar una clara oposición a la instalación de la incineradora por su impacto en la salud de la ciudadanía”. La construcción, según los datos que disponen “se llevaría a cabo en el corazón del espacio natural protegido de mayor riqueza del sur de la Comunidad de Madrid: el Parque Regional del Sureste, uno de los pocos lugares cercanos de los que disponemos para el esparcimiento y contacto con la naturaleza. Un impacto más a la presencia ya existente de la incineradora de Valdemigómez”.

Para la plataforma O2o3 “la incineración es la forma más insostenible y peligrosa de tratar los residuos: derrocha recursos y energía, rivaliza con opciones más ecológicas y libera a la atmósfera sustancias muy dañinas”. Y añaden: “La incineración de residuos es el reconocimiento del fracaso de las políticas de gestión de residuos e imposibilita avanzar hacia el objetivo de residuo cero, además, supondrán una hipoteca económica para los próximos 25 o 30 años ya que obliga a seguir quemando residuos, aunque se pudieran reutilizar o reciclar. Este gasto supondrá la merma de la inversión en políticas de prevención”.

Raquel González - Directora Grupo Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *