Vanessa Lillo: “Nos vamos al paro, pero no nos vamos a casa”

GETAFE/Política (10/10/2017) – Coherencia es la palabra que más han repetido Vanessa Lillo y Yolanda Hidalgo en la primera entrevista que concedían a Getafe Radio tras la dimisión que hicieron pública ayer en la asamblea de Ahora Getafe. La edil entregará su acta en el próximo Pleno ordinario “después de meses de pensar lo mejor para lo colectivo y por coherencia”, defendía Lillo. “Nos votaron más de 20.000 personas porque íbamos a hacer las cosas diferentes. Y ahora se sigue exigiendo hacia afuera pero no somos capaces de hacerlo nosotros. No tiene sentido seguir calentando una silla“.

También renuncia a su puesto de trabajo Yolanda Hidalgo, secretaria de Organización de IU Getafe y cargo de confianza en el grupo municipal. “Ha sido un análisis político colectivo y una decisión personal compartida. Tenemos que seguir trabajando porque nos creemos la unidad popular, y se necesita una izquierda transformadora. Renunciamos a eso que dicen de los sillones, para seguir avanzando en lo político“, defendía en los micrófonos de Getafe Radio.

Su decisión fue inesperada para los presentes. “Me sorprende la sorpresa. Y me hace pensar que no han entendido nada. Han sido muchos meses, que aunque no hayamos hecho sangre y hemos sido leales al proyecto, se era consciente de que la cosa no estaba yendo bien. Hace un año puse a disposición el cargo de portavoz. La cosa ha ido a peor”. Ahora cierran una puerta y aunque “nos vamos al paro, no nos vamos a casa: vamos a estar allí donde haya un conflicto”. 

Lillo se va contenta con algunos de los logros obtenidos como “el reglamento de participación ciudadana. En Ahora Getafe el reto era construir unidad popular, para poder presionar en las instituciones: esa es la parte en la que no ha cumplido”. Ahora su futuro político pasa por “calentar las calles. Da igual lo que hagas, que siempre dirán que es por intereses espurios, pero hemos saltado varias veces al vacío y no queremos ser cómplices de una institución que es inútil”.

Ambas sienten liberación. “Algo no estaba funcionando porque me sentía con un corsé. Podríamos haber hecho maravillas con 7 concejales. No solo hay que dar lecciones sino dar ejemplo”, cuenta Lillo, mientras Hidalgo asegura que “es la primera noche que he dormido bien en mucho tiempo. No puedo dejar de estar triste porque es un proyecto por el que hemos trabajado mucho”.

Hidalgo ha recuperado “el espíritu de Jóvenes IU”. Y quiere volver a la calle: “Sería egoísta irnos. Vamos a dar muchas sorpresas y muchas noticias. Hay mucha más vida fuera de los Plenos. La institución está concebida como una maquinaria política para parar la transformación”. Ahora empiezan a trabajar en la calle.

Raquel González - Directora Grupo Capital

1 Comment

  1. Gorgonio IV

    10 octubre, 2017 at 21:01

    Vaya, parece que las señoras Lillo e Hidalgo se sorprenden de que les haya alcanzado el fuego que tan generosamente contribuyeron a prender…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *