Transversal, el feminismo es transversal

GETAFE/Akelarre (15/12/2017) – Penúltimo Akelarre del 2017, y hoy os invito a que hagamos un ejercicio mental, vamos a recordar cómo ocupábamos el patio del colegio. Los niños ocupaban gran parte del terreno jugando al fútbol u otros “juegos de niños”, las niñas en una esquina con sus “cosas de niñas”.

Bien, en las políticas públicas pasa un poco lo mismo, las “políticas de mujer” quedan apartadas en una esquina, una partida presupuestaria concreta para atención a víctimas de malos tratos (corta, siempre corta) o para campañas concretas. Durante este año en el Akelarre no he parado de incidir en la necesidad de elaborar políticas públicas con perspectiva de género, ya que el patriarcado es estructural y nos afecta en todas las facetas de la vida, porque quiero recordar, que las mujeres habitamos todos los espacios.

Hoy me gustaría llamar la atención sobre una una oferta de formación para MUJERES JÓVENES de una asociación difundida por @GetafeJoven la cuenta municipal de juventud del Ayuntamiento. Sé que la oferta no viene desde la institución, pero cuando decimos que es un deber ponernos las gafas violetas para ver qué pasa en el mundo y así poder poner soluciones a nuestros problemas, no es una cuestión retórica sino una necesidad.

Al ver este tuit, no pude si no sorprenderme que una oferta de un curso de formación para tener el titulo de “auxiliar de ayuda a domicilio” solo fuera dirigido a las mujeres jóvenes. ¿Recordáis cuando hablábamos de que los cuidados en el espacio laboral también recaen sobre nosotras? Este es un ejemplo más.

Veo este anuncio y se me vienen muchas cuestiones a la cabeza cómo ¿acaso los hombres no pueden formarse y dedicarse a la labor de los cuidados?, ¿cómo es que este curso está solo dirigido hacia mujeres jóvenes?, ¿en algún sitio pone que tenemos unas aptitudes diferentes para realizarlo?, ¿no es este un caso de perpetuación del rol de cuidadoras desde el espacio formativo?

Sinceramente, me preocupa que sigamos estando en ese “rincón del patio” de las políticas públicas haciendo “cosas de mujeres”, las políticas llevadas a cabo durante estos años han tenido impactos en cuestiones concretas, pero no en lo global como los datos nos demuestran, seguimos siendo quienes más sufrimos el desempleo y la pobreza, por eso necesitamos políticas feministas que transformen la sociedad en todas las facetas. Nos hemos cansado de estar en ese rincón, ocupamos el espacio y queremos jugar a lo que nos dé la gana.

No sé en qué punto estarán los presupuestos municipales para 2018, no hay visos de nada públicamente, pero espero que al igual que se están haciendo con Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital y que este Gobierno no ha sido capaz de llevar a cabo, más preocupado en si se iban a aprobar o no que en cómo iban a afectar sus políticas generales a las mujeres, se tenga en cuenta la perspectiva de género, cuando se planteen las líneas a desarrollar de cara al año que viene.

Cuando decimos que el feminismo es transversal, no queremos decir que no es que sea ni de izquierdas, ni de derechas, queremos decir que el feminismo ataca al patriarcado en su estructura y no sólo en cuestiones puntuales. Que el feminismo no quiere parches, quiere curar a la sociedad de su machismo.

Viendo la vida en rojo y morado, militante del PCE y de IU