Getafe llora a los niños asesinados por su padre

Foto: Toni Tomaco

GETAFE/Sucesos (21/03/2018) – Cientos de personas han querido arropar a la familia y amigos de Alejandro y Marina, los niños asesinados en la tarde de ayer. Cinco minutos de silencio sepulcral en la plaza del Ayuntamiento que únicamente han sido rotos por los aplausos de los que se habían congregado allí para mostrar su repulsa por unos hechos de los que se van conociendo más detalles.

La autopsia realizada a los niños ha revelado que fallecieron ahogados en la bañera y posteriormente fueron colocados en la cama de matrimonio, donde el parricida prendió fuego a la vivienda y cerró la puerta. Luego se desplazó a la estación de cercanías de Getafe Industrial y se suicidó. Se ha encontrado una nota en la que reconocía los hechos: “He matado a mis hijos. No quiero que sufran”. 

Foto: Toni Tomaco

Los vecinos avisaron a los servicios de emergencia a las 20.15 horas, cuando vieron humo saliendo de la vivienda, situada en el bajo del número 8 de la plaza Benjamín Palencia. Antes de que los bomberos procedieran a derribar la puerta, que se encontraba cerrada con llave, llegó la madre de los niños, Raquel, muy conocida en el municipio por el activismo en favor de los niños pluridiscapacitados y por su pertenencia a asociaciones como Dedines o ALMA. Fue ella la que entregó las llaves a los bomberos para que pudieran acceder a la vivienda. Allí encontraron los cadáveres de los niños, afectados por el fuego. Apenas unos minutos después se recibió el aviso del suicidio en la estación de Cercanías.

Getafe se encuentra consternada por este hecho y la alcaldesa, Sara Hernández le ha trasladado el “mensaje de cariño y solidaridad a Raquel, sus amigos y su familia por los trágicos momentos que están pasando. Queremos devolverle a Raquel toda la solidaridad y la implicación que ha tenido en el municipio. Todos los recursos municipales están a disposición de la familia”.

Foto: Toni Tomaco

Raquel González - Directora Grupo Capital