El reto de cursar un año escolar en el extranjero - GetafeCapital.com

El reto de cursar un año escolar en el extranjero

GETAFE/Varios (24/04/2018) – Aprender un idioma, descubrir una nueva cultura y adquirir responsabilidad personal son algunos de los beneficios que ofrece hacer un año escolar en el extranjero.

La formación en el extranjero se está convirtiendo en un atractivo para el futuro profesional de los jóvenes. Realizar un año escolar durante la juventud, ya sea en la adolescencia e incluso antes de ella, aporta una serie de beneficios en los alumnos que los padres están empezando a valorar para ofrecer un futuro mejor a sus hijos. Entre estas ventajas destaca el aprendizaje de un idioma extranjero, el descubrimiento de una nueva cultura y la adquisición de una mayor responsabilidad al tener que vivir durante un año escolar sin la presencia paternal.

Por todo ello, las solicitudes para estudiar en el extranjero están creciendo desde hace años. Entre los destinos más solicitados están Irlanda y Canadá. Este último país está experimentando un fuerte auge en los últimos meses gracias a que Canadá ha logrado un puesto privilegiado por un nivel educativo que siempre se encuentra entre los mejores puestos del informe PISA.

Por ello, se puede disfruta del mejor año escolar en Irlanda con midletonschool.com. En esta empresa especializada en la organización de este tipo de cursos ofrecen la posibilidad de realizar un año escolar en Irlanda en un colegio concertado con alojamiento en familia anfitriona. Entre las ventajas de Irlanda a la hora de hacer un año escolar destaca su sistema educativo, también por encima de la media del informe PISA. En este sentido, la oferta educativa en Irlanda es muy amplia e incluye una gran variedad de colegios, concertados o privados, religiosos o laicos, masculinos, femeninos o mixtos.

Para los jóvenes españoles, además, Irlanda es un país que tiene un choque menor desde el punto de vista cultural y la distancia. Gracias a su cercanía con España se pueden realizar viajes recurrentes a lo largo del año tanto por parte del alumnos como por parte de la familia, lo que otorga más tranquilidad a las familias. Además, Irlanda tiene un sistema educativo muy parecido al español, por lo que estudiar bachillerato o un curso de la ESO no supone un cambio radical. “Además, la convalidación de cursos de ESO y bachillerato está asegurada siempre que el alumno supere las asignaturas obligatorias”, según explican desde este centro.

En lo que se refiere a hacer un año escolar en Canadá también existen numerosas ventajas para quienes opten por este país. Uno de las principales ventajas que ofrece Canadá es, sin ninguna duda, la seguridad que ofrece, ya que según el Índice de Paz Global de 2016 fue el país más seguro de América y el 8º del mundo.

Esta seguridad está unida a su calidad de vida, lo que hace que la vida de los estudiantes que hacen un curso en este país disfruten de ella. En concreto, Canadá es el tercer mejor lugar del mundo para vivir. A esto se une la tradición de Canadá en cuanto a la recepción y formación de estudiantes extranjeros, ya que desde la década de los 80 Canadá recibe a alumnos de todo el mundo, gozando de una fantástica infraestructura de apoyo y formación.

Al igual que sucede en Irlanda, los estudiantes españoles que superen las asignaturas obligatorias podrán convalidar el título ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Además Canadá tiene la ventaja en que es un país bilingüe en el que se habla inglés y francés, por lo que los estudiantes tienen más opciones a la hora de mejorar sus idiomas al vivir en un ambiente bilingüe.

En cuanto a l lugar donde van a vivir los alumnos, Midleton School ofrece la posibilidad de dormir en una familia canadiense o residir en un internado. Para elegir la mejor opción, los responsables del centro realizan una entrevista con el alumno y la familia para conocer el perfil del estudiante y conocer exactamente qué opción es la que mejor se puede adaptar a ellos. Y es que, en un primer momento, puede ser chocante vivir en casa de una familia por el cambio cultural que supone. Para hacer la estancia del año escolar más agradable a los alumnos se realiza este estudio previo.

Estudiar de joven en el extranjero aporta numerosas ventajas. Para realizar todos los trámites del mejor modo posible y tener la oportunidad de estudiar con tiempo las opciones más recomendables para los hijos es aconsejable planearlo con antelación.

Redacción Getafe Capital