Los mom jeans ya están aquí para quedarse

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GETAFE/Look total (11/05/2018) – Llamados así en honor a aquellos vaqueros de tiro alto, con cintura ajustada, que llevaban nuestras madres en los años 90.

Siempre, con el cambio de estación, empiezan los nuevos cortes, largos y colores de vaqueros, pequeños cambios que lo cambian todo. Que si los rectos, que si los pitillo. Y ahora, recién estrenada la primavera, ya se nota nuestra actual obsesión: los mom jeans.

Una prenda que hace unos años era tan polémica como apartada a lo más profundo del armario, se ha convertido en una prenda básica y todoterreno; alarga las piernas, dibuja la silueta desde la cintura y defiende la estética más casual y cool a favor de la comodidad. Las instrucciones de uso son muy sencillas: se pueden llevar tanto con tacón como con calzado plano y siempre deberían ser combinados con cropped top o camisa-camiseta metida por dentro y dejando al descubierto la cintura que dibuja su característico diseño.

¿Cómo son los mom jeans que mejor sientan?

La cintura alta ha vuelto a ser el corte que importa en la moda. Si a eso añadimos que últimamente nos hemos entregado a las prendas más cómodas, entonces el resultado como ya decía solo podía ser el de los mom jeans. Más prácticos que unos pitillo porque tienen la pierna más holgada y más favorecedores que unos rectos porque tienen la cintura más alta. En lo referente al calzado y gracias a la diversidad del denim, serán unas slippers, uggly shoes, zapatillas o sandalias de tacón las encargadas de definir el look según la situación. Todo puede valer. Además, el ancho de la pierna varía para adaptarse a todos los estilos: más amplio en clave vintage o ajustado para crear un look boho perfecto, sumados a unos botines o zapatos oxford, y el nuevo estilo cowboy que este año despunta, con unos botines o botas del estilo. Pero a la hora de elegirlos…

Cuidado con los componentes

En los detalles siempre está la diferencia. Sobre todo en la etiqueta, nada tiene que ver con el precio. La etiqueta en la que fijarse es la de los componentes, esas que se cortan nada más estrenarlos por sus tamaños kilométricos. Pues bien, en esta etiqueta se indica el porcentaje de elasticidad, y seguro que muy contrario a lo que piensas, los más elásticos no son los que más favorecen. Los elásticos tienden a marcar las imperfecciones y en cambio los rígidos, los tradicionales, tienen mayor sujeción y favorecen la forma de las curvas. La proporción ideal es que el pantalón en cuestión contenga un 1% de elastano, de esta forma se adaptará lo suficiente a tu cuerpo.

Talle

Según la forma del cuerpo, el talle del vaquero es determinante.

  1. El talle alto (high rise), cerrado por encima del ombligo, además de ser tendencia, sienta bien a casi todo el mundo y crean la impresión de tener piernas kilométricas.
  2. El talle medio (mid rise), es una apuesta segura, ni blanco ni negro, pero es recomendable sentarse a la hora de probarlos para garantizar que estés cómoda y que no se vea tu ropa interior de manera indiscreta por detrás.
  3. El talle bajo (low rise), con la cinturilla un par de centímetros por debajo del ombligo, favorece más a siluetas rectangulares o cuadradas ya que resalta la forma de la cadera.

Tonalidad

El tono del vaquero también influirá en tus looks y en el uso que le termines dando. Es preferible que los más claros no queden tan ajustados como los oscuros: los claros exageran lo que los oscuros camuflan. Los vaqueros oscuros, además de estilizar las piernas, son todoterreno, sirven tanto para ir a la oficina como para un evento de noche, son una compra segura.

Problemas a la hora de encontrar tus mom perfectos es que queden ceñidos en la cintura y lo suficientemente holgados en el resto de las piernas. La única solución es probarlos todos hasta encontrar el tuyo. El modelo recto por excelencia es el 501 de Levi’s.

¡Como siempre looks para inspirar!

Felices fiestas a Getafe y ¡HASTA PRONTO!

[…y siempre, siempre, siempre diviértete combinando]

“La elegancia no consiste en llamar la atención sino en ser recordada”

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *