¿Cómo nos afecta la primavera? - GetafeCapital.com

¿Cómo nos afecta la primavera?

GETAFE/Rincón psicológico (24/05/2018) – ¿Te sientes más cansado de lo habitual? ¿Te sientes con una gran energía? ¿Has notado cambios de humor últimamente? No te preocupes no te está ocurriendo nada extraño.

Los cambios de estación nos afectan a nivel psicológico, podemos estar más cansados, irritables, nos afectan al sueño, al apetito… En esta época del año se habla mucho de la astenia primaveral, que es el cansancio o fatiga general, desgana para hacer actividades.

Esta sensación es normal ya que la luz y la temperatura del entorno, los cambios de horario y de rutinas nos suelen alterar a nivel físico, psicológico y emocional. Este estado de ánimo decaído suele durar aproximadamente dos semanas, aunque es frecuente que las personas que tienen alergia lo sufran más tiempo, especialmente si toman medicación para ésta.

Para sobrellevar esta etapa debes tener en cuenta que es un estado transitorio, temporal y normal, busca tener una actitud positiva, vigila tu alimentación, cuida tu sueño y procura hacer ejercicio.

Una vez pasada esta etapa de astenia primaveral es posible que descubras el famoso refrán “La primavera la sangre altera”, como todos los refranes, tiene su parte de verdad. Aunque no es exactamente la sangre lo que se altera, durante la primavera nuestras hormonas y neurotransmisores, que son los encargados de conectar y comunicar nuestra red de neuronas, sufren ligeras modificaciones, las que más se “alteran” en ésta época del año son:

  • Oxitocina, afecta al estado de ánimo, favorece la relajación, la calma, facilita las relaciones sociales y la conexión con uno mismo, está implicada en el orgasmo ya que genera el placer de éste. La oxitocina nos ayuda a arriesgarnos más en la toma de decisiones, frenando la parte más “racional”.
  • Dopamina está implicada en el placer y las recompensas. El aumento de esta sustancia en nuestro cerebro facilita el bienestar.
  • Serotonina está implicada en la digestión y control del apetito, al estado de ánimo tanto positivo como negativo y suele vincularse con la depresión, estabiliza las emociones reduciendo la agresividad, el descenso de la serotonina (5-HT) se relaciona con un alto deseo sexual y se ha relacionado con el enamoramiento.
  • Noradrenalina activa el sistema nervioso simpático, esto significa activación se relaciona con el estado de ánimo, asociándose la ausencia de esta sustancia a estados de tristeza y su exceso el estrés, la agresividad y la conducta sexual, muy relacionada con el placer.

Tenemos asociada la primavera con una predisposición hacia el enamoramiento. Y no vamos muy desencaminados, ya que hay varios factores facilitadores con la llegada del buen tiempo, la gente comienza a cuidarse, hacer deporte libera endorfinas (las hormonas de la felicidad), ganamos en seguridad, nos liberamos de la ropa de abrigo y comenzamos a mostrar más el cuerpo, pasamos más tiempo al aire libre y en entornos sociales y por supuesto, los cambios hormonales que hemos visto anteriormente pueden activar nuestro deseo sexual.

¡Prepárate para todos estos cambios!

¿Tienes dudas? ¿Necesitas ayuda? Contáctanos.

Fuentes:
La mente es maravillosa
Psicología y mente

Redacción Getafe Capital