A cuento

Aunque viene a cuento por otros asuntos, la palabra mágica es dialogar. Dialogar siempre, con todo el mundo, de todos los temas. Dialogar hasta la extenuación si fuera necesario. Pero para que se produzca un diálogo son necesarios dos interlocutores…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *