Conócete y descubre las esponjas menstruales

GETAFE/Rincón psicológico (03/10/2018) – Cada vez son más las alternativas para las mujeres durante la menstruación, las tradicionales compresas y tampones se van sustituyendo por métodos más respetuosos con el cuerpo de la mujer. Y es que las mujeres, ya no vivimos la regla como una desgracia, si no como una parte más de nosotras y de nuestra identidad. Todavía no hay una alternativa perfecta, porque cada mujer es diferente y lo mejor es que tenga opciones y cada una elija la que mejor se adapte a sus necesidades en cada momento. En otro artículo os hablaba sobre la copa menstrual y hoy quiero hablarte de las esponjas menstruales.

Las esponjas menstruales son unos triángulos pequeños, flexibles y con textura esponjosa, pueden ser de material natural o sintéticas, que se introducen en la vagina y absorben la menstruación.

Para colocarla lo mejor es doblarla un poco e introducirla aprovechando el flujo de la regla o humedeciéndola con agua, hay que ponerla en el tercio anterior de la vagina por lo que empujándola un poquito con los dedos se adapta fácilmente al cuerpo. Pueden permanecer varias horas ya que, la frecuencia con la que tendrás que limpiarla, dependerá de la cantidad de flujo que tengas. No tienen cuerda para sacarlas, solo una pequeña abertura en la parte inferior, por lo que es necesario meter los dedos en la vagina y si es necesario, hacer un poquito de fuerza para ayudar a que salga.

Según el tipo de esponja algunos fabricantes recomiendan deshechas las tras su uso, en este caso sale más caro que los tampones ya que valen aproximadamente 1,50€ – 1,70€ cada unidad, mientras que otros Indican que pueden utilizarse durante todos los días con flujo y desecharla cuando acabes con la regla.

Ventajas​:

  • No suponen un riesgo para tener el SST (Síndrome de shock tóxico)
  • Precio: si las utilizas durante el ciclo completo supone un ahorro.
  • Puedes tener relaciones sexuales con penetración con la esponja puesta, pero ten en cuenta que acumulara más gérmenes y que no es un método anticonceptivo ni previene de ITS.
  • Si la esponja no se llena de flujo podrás sacarla sin riesgo ni molestias.

Inconvenientes​:

  • Es necesario introducir los dedos en la vagina para colocarla y quitarla por lo que necesitarás una mayor higiene de tus manos.
  • Si eres propensa a infecciones como la candidiasis debes tener cuidado de cambiar tu esponja y no usarla durante muchos días ya que puede acumular bacterias, en este caso te recomiendo las esponjas naturales.
  • Si estás en un baño público te resultará más difícil lavarla cuando se llene de flujo.
  • Si tienes reglas muy largas, por ejemplo durante una semana tu esponja puede acumular más bacterias.

Te recomiendo las esponjas vaginales si tienes un relativo conocimiento de tu cuerpo y no eres escrupulosa con los flujos de la menstruación. Al igual que la copa menstrual requiere de un poco más de tiempo que los tampones o compresas, pero el resultado es excelente una vez que te familiarizas con su uso. Si quieres saber más sobre la copa menstrual consulta nuestro artículo ¿Te atreves a descubrirlas? ¿Tienes dudas? ¿Necesitas ayuda? Contáctanos.

Más información en www.cspsicologia.es

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *