Cálido Otoño

GETAFE/Rincón Psicológico (24/10/2019) – Llega el otoño esa preciada estación del año que muchos desean con anhelo para ir guardando la ropa de verano y poder disfrutar del frío y la lluvia, ese cambio de estación que para muchos implica un cambio de ritmo en muchos sentidos. Pero como sucede en cada estación su particularidad la hace únicas en cada uno de nosotros.

El cambio estacional de primavera y otoño viene marcado por cambios que nos afectan a nuestro estado de ánimo y cada vez son más los efectos en nuestro organismo, debido a la consecuencia de los tremendos cambios climatológicos. Los cuerpos necesitan reajustarse de una forma mucho más precisa y no por todos es tolerado de la misma forma.

Muchos se atreven a hablar de la depresión estacional y es bien sabida que en muchas personas esta afectación está muy presente y, es por ello, por lo que acuden a asistencia psicológica, durante este período en mayor medida.

Los SÍNTOMAS que más solemos encontrar en la consulta son:

  • Sentimiento de desesperanza y pesimismo
  • Irritabilidad
  • Fatiga y poca energía
  • Alteraciones en el sueño
  • Tristeza
  • Falta de interés en actividades sociales
  • Ideas suicidas
  • Aumento de la ingesta de alimentos calóricos

No podemos obviar el efecto que produce el cambio de hora y las menos horas de luz con las que contamos que afecta a la melatonina importante para la buena calidad del sueño.

La sensibilidad de algunas personas hace que la persona pueda permanecer varios días en este estado. Es importante alertarnos y activarnos en solicitar ayuda si pasado un periodo de adaptación corporal y emocional a los cambios, los síntomas siguen estando presentes o se han visto incrementados. Es entonces cuando es importante solicitar ayuda de un profesional para poder ser acompañados y que nos orienten a algunas pautas que nos pueden ayudar.

El DESCANSO, la ACTIVACIÓN FÍSICA ( DEPORTE) y la ALIMENTACIÓN una vez más vuelven a ser pilares seguros para una buena adaptación de nuestro organismo a diferentes niveles.

Observamos lo que le sucede a nuestro organismo y escuchemos aquello que nos pide y ofrezcámoselo. Si estamos atentos percibiremos como nos pedirá tener más horas de sueño, comer alimentos nutrientes, de cuchara, de temporada y nos animará la realización de algún deporte para que las hormonas relacionadas con el estado anímico hagan su función.

Aprovechemos el tiempo de limpieza externa ( como la caída de las hojas) en una limpieza interna.

Adaptemos nuestro ocio a planes íntimos, reuniones de hogar, familiares de amigos, planes del tipo como acudir al cine, museos, exposiciones y escapadas otoñales a hayedos y bosques para disfrutar de los colores y olores que nos ofrecen.

Más información en www.cspsicologia.es

 

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.