Seguimos con la vuelta por Malasia

GETAFE/Look Total (31/10/2019) – Hace 15 días os empezaba a contar mi viajazo de este verano, ahora ya envuelta en la rutina, voy a seguir con la guía: Kuala Lumpur y Langkawi.

Kuala Lumpur

Otra ciudad que no deja indiferente, ahora tocaba patear Kuala Lumpur. Nada más llegar, lo primero que hicimos fue ir a Las Petronas, para sacar una entrada y poder subir (más o menos 18 euros). Son las torres gemelas más altas del mundo, con 88 plantas, una pasarela en medio en la planta 41 que es el Sky bridge. Tienen la planta en forma de 8 puntas por los principios islámicos de la ciudad. Una torre es la sede de la petrolera y otras son oficinas de grandes marcas, y tienen unas de las mejores vistas de la ciudad. Merecen muchísimo la pena. Debajo de ellas, el Kuala Lumpur Convention Centre, el Suria KLCC, un centro comercial con tiendas exclusivas y un jardín con fuentes enorme. Además de noche con la iluminación que tienen te dejan embelesado. Recorrimos el triángulo dorado, toda la zona de rascacielos, aconsejable de noche la terraza del hotel Traders; Luna bar, tiene vistas a las Petronas.

Nuestra ruta siguió en la Plaza Merdeka o Plaza de la Independencia, es enorme y tiene el mástil más elevado del mundo con la bandera malaya, que subió en 1957. A un lado está el edificio del Sultán Abdul Samad, el museo de Historia Nacional y también cerca el de tejidos, la fuente de las Sarracenias, las letras i love KL (muy instagrameable) y justo enfrente el complejo Royal Selangor Club con unas casitas de arquitectura colonial que resaltan un montón entre tanto rascacielos y edificio diferente. 

En Kuala confluyen dos ríos: Klang y Gombak. Justo donde se unen a una mezquita: Masjid Jamek, que está edificada sobre el primer cementerio malayo. 

Otro de los puntos que llama la atención es el barrio chino, con las calles más conocidas que son Petalling St y Kasturi Walk, en su interior el Mercado central de Pasar Seni. Nosotros comimos allí, está muy bien. Tienes muchos puestos donde elegir la comida que más te apetezca y en el centro mesas para comer. No se sirve ni cerveza ni vino, ni nada que contenga alcohol, pero hacen unos tés con limón que son los mejores que yo he tomado en mi vida.

Fuimos a varios templos de este barrio chino: Sri MahaMariamman, Chee See Shu Yuen, Kuan Ti Temple y Kuan Yin, todos gratis. 

Unas de las cosas que más le tenía ganas era a la Torre de telecomunicaciones o Torre Menara KL, la séptima más alta del mundo y con un observatorio todo transparente, suelo techo y paredes. Vamos una caja en el aire: el Sky Deck. Aconsejo ir en taxi hasta la torre porque está bastante alejada, además en cuesta y después de un día de pateo hay que conservar las fuerzas. Cuesta 22 euros subir a la caja, te dan un ticket con tu turno y tienes 1 minuto y 40 segundos para hacer tus fotos, lo tienen muy bien organizado, te da tiempo de sobra. Si pasas de la caja el Observation Deck son 10 euros.

Para cenar nos cambiamos de barrio, nos fuimos a Jalan Alor, conocida como Alor Street food night market y está abierta 24h, un montón de restaurantes en la calle donde comer noodles y comida asiática de todo tipo. 

Al día siguiente tenía pensadas varias excursiones y decidimos hacerlas en taxi, primero porque son baratísimos, segundo porque son súper amables y tercero pierdes menos tiempo. Si hablas con un malayo y le explicas tu plan, él te espera y te aconseja. Nosotros empezamos el día en Batu Caves, el santuario budista más popular fuera de la India, con estatuas de dioses de 42 metros y 272 escalones que tienes que subir para ver los templos de las cuevas, una pasada. Es gratis, lo único peligroso son los monos que como te vean con alguna bolsa en la mochila o en la mano te la roban, sin miramientos. 

Después nuestra excursión seguía hasta Putrajaya donde está la sede del gobierno de Malasia, la capital administrativa y la Mezquita Putra. Estuvimos recorriendo la zona una horita, el taxi nos metió por la zona de las casas de los ministros, el gobierno y algún que otro personaje famoso, está muy bien.

A la vuelta de la excursión nos dejó en Little India, los Brickfields, así que la recorrimos de arriba abajo disfrutando de su ambiente, tomando cervecitas y algún que otro helado. Para cenar, Lot 10, uno de los centros comerciales chulos.

Se acababan nuestras horas por Kuala…avión de nuevo…y a cenar en ¡Langkawi!

Langkawi

No sé ni por dónde empezar, que isla tan sorprendente, que cultura y que gente ¡tan maravillosa!

El archipiélago de Langkawi lo forman 99 islas, de las cuales solo 3 están habitadas. Tiene 3 zonas que pertenecen a la UNESCO: un teleférico, los manglares y todo lo que hay en Kilin Geoforest Park y una isla, la de las águilas, que son el símbolo de la isla.

Está en el mar de Andamán y se une con el de Tailandia, por eso a veces las aguas parecen negras y en otras zonas cristalinas.

Es una isla bastante grande y tiene varias zonas de restaurantes de comida típica, la zona de Pantai Cenang, donde hay ambiente a todas horas, la zona del Oriental Village donde está el Sky Cab que es el teleférico, El Sky Bridge, que es un puente curvo con unas vistas increíbles y un conjunto de museos chulísimos, como el de Art 3D. Muy cerquita las cascadas Seven Falls, que subirlas tiene lo suyo (pensábamos que no lo conseguíamos), pero al llegar arriba tienes una buena recompensa. Y luego la zona del Eagle Square, donde está el águila de 12 metros, símbolo de la isla pesquera.

Durante los días por Langkawi decidimos hacer varias excursiones para así poder exprimirla bien. Una de las excursiones fue en moto de agua recorriendo el archipiélago ( y vaya si lo recorrimos que casi llegamos a Tailandia), parando en una de las mejores playas Tanjun Rhu Beach, nos enseñaron todas las especies de águilas que habitan allí y nos llevaron a darnos un chapuzón a un lago de agua dulce en medio del parque Geoforest, una experiencia brutal.

La otra excursión fue en lancha rápida, visitando los manglares y cuevas, disfrutando y conociendo los animales de la zona: peces, monos, aves, insectos… No tengo palabras para definir los días allí. Solo puedo decir que es una isla top, muy poco conocida y que la recomiendo 100% para todo tipo de turismo. ¡¡Tienes que visitarla!! 

Y hasta aquí la ruta por Dubái y Malasia…

¡HASTA PRONTO!

[Y siempre, siempre, siempre… Diviértete combinando]

“Viajar es enamorarse a cada paso

 

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.