La Escuela Pública también se defiende ante la Fiscalía Anticorrupción - GetafeCapital.com

La Escuela Pública también se defiende ante la Fiscalía Anticorrupción

“Cada uno es hijo de sus obras”

GETAFE/Palabra de concejal (18/09/2017) – Ésta, una de las célebres citas recogidas en la obra maestra Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes (parte 1, capítulo 47), debe estar resonándole a la presidenta del gobierno de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. La misma que renunció a su derecho de disfrutar de vacaciones en el periodo estival, quizá por las “obras” que se le estaban viniendo encima. La misma responsable de que 6.000 niños y niñas hayan comenzado el curso entre obras (en proceso o paralizadas); muchos de ellos desplazados de sus centros educativos, otros tantos en barracones, y hasta otros derivados a centros educativos concertados-privados de carácter religioso (como es el caso de Arroyomolinos).

Desde el nacimiento de Ahora Getafe llevamos denunciando el atropello que el Partido Popular está cometiendo contra nuestra Escuela Pública en Getafe a través de innumerables acciones: advertencias por infraestructuras inacabadas (en los colegios públicos Emperador Carlos V, El Bercial y Miguel de Cervantes en su primera y segunda fase), denuncias políticas en los plenos del Ayuntamiento mediante proposiciones contra el modelo de construcción por fases, inserción de presupuesto en la enmienda presentada por el grupo parlamentario de Podemos en la Comunidad de Madrid para los presupuestos de 2017 (rechazada por el acuerdo de PP y Ciudadanos) para la edificación completa de los centros educativos en proceso de construcción, proposición para implantar el modelo pedagógico 0-16 (años) en el nuevo colegio (supuestamente proyectado) para el barrio Buenavista, participación en las múltiples acciones reivindicativas, manifestaciones y asambleas con la comunidad educativa, denuncias a través de medios de comunicación, reivindicación por la derogación de la LOMCE, por la dignificación de la Formación Profesional, la campaña “Elige la Pública, la alegría de aprender”, etc.

Y otras tantas de competencia municipal dirigidas al Gobierno de Sara Hernández: por el aumento de profesionales de la educación en las casitas de niñ@s y escuelas infantiles, por el aumento de la plantilla de conserjes, por las también abandonadas obras de rehabilitación de colegios más longevos, como los CEIP La Alhóndiga y Ciudad de Getafe, etc.

Sin embargo, pese a todo ello y a las múltiples acciones que madres y padres organizados de Getafe llevan realizando, entre el gobierno de un color en la región y el otro supuestamente del contrario en el municipio (por aquello de haber facilitado que Mariano Rajoy vuelva a ser presidente), la escuela pública de Getafe continúa con el polvo (de las obras) sin barrer. 

Tras el abandono de las obras de construcción de la segunda fase del CEIP Miguel de Cervantes por la empresa Joca S.A. (la misma que también las desatendió en otro colegio en Arroyomolinos), pusimos la máquina a funcionar. Leímos, investigamos y vimos que esta empresa estaba salpicada de corrupción en la Operación Lezo por haber cobrado 1,5 millones de euros del Canal de Isabel II, sin haber realizado los trabajos por los que había sido contratada. En la construcción del centro educativo del barrio Los Molinos, el contrato le fue adjudicado gracias a reducir el presupuesto inicial de la licitación en un 35%.

Por lo anteriormente expuesto, y por ser nuestro deber, el pasado 8 de septiembre Ahora Getafe junto con otras Candidaturas de Unidad Popular de otros municipios y Podemos de la Asamblea de Madrid, iniciamos la vuelta al cole presentando una denuncia a la Fiscalía anticorrupción para que investigue si existe delito penal en las adjudicaciones de esta y otras obras de centros educativos públicos en la región, que han derivado en un claro incumplimiento contractual haciendo dejación de sus obligaciones y generando en Getafe un daño directo a aproximadamente 100 niños y niñas que han tenido que reubicarse en un colegio ubicado en otro barrio, provocando masificación de aulas con incumplimiento de ratio, duplicidad de turnos de comedor, realización de psicomotricidad en los pasillos, y obligando a la Administración a volver a licitar pues únicamente se ha ejecutado un 20% de la obra.

Este es el modus operandi de la política del Partido Popular, con Cristina Cifuentes a la cabeza, que continúa adjudicando contratos a empresas inmersas en tramas corruptas que abandonan obras, presentando además la ineptitud y “desinterés” en denunciarlas.

No nos sirven sus mentiras, renunciamos a su pésima planificación, gestión y petición de disculpas (como hace dos semanas hizo el consejero de educación, Rafal van Grieken a través de la televisión pública regional). Exigimos su comparecencia y depuración de responsabilidades políticas y penales si las hubiere, para que la corrupción deje de convivir con el día a día de los madrileños y madrileñas, y en este caso de miles de niños y niñas.

Porque la Educación Pública también se defiende ante la Fiscalía Anticorrupción.

Convirtamos en premisa la tan sabia cita de Miguel de Cervantes; quien, si levantase la cabeza, se presentaría cual orgulloso caballero de ver el centro educativo de Los Molinos portar su nombre, y a toda su comunidad educativa galopando para vencer a los gigantes (que no molinos de viento).

Redacción Getafe Capital