Por una M-406 que responda a las necesidades de Getafe - GetafeCapital.com

Por una M-406 que responda a las necesidades de Getafe

GETAFE/Palabra de concejal (17/09/2018) – La M-406 en el término municipal de Getafe lleva siendo objeto de denuncias y reclamaciones desde hace demasiados años. La construcción de las autopistas de circunvalación de Madrid M-45 y M-50 parecía que ayudarían a que las reivindicaciones vecinales fueran tenidas en cuenta por la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid al ofrecer estas alternativas más eficientes al tráfico de paso. Lamentablemente no ha sido así y, en lo que se refiere al tramo entre la A-42, autovía de Toledo, y la popularmente conocida como rotonda de Trinaranjus, la reivindicación es clara: su conversión en vía urbana.

El Plan Parcial del PAU de El Bercial-Universidad ya preveía la construcción de una glorieta de acceso al barrio que enlazaría la M-406 con la calle La Cieguita de Getafe. Dicha rotonda serviría tanto para una salida segura de los servicios de bomberos como para la entrada de las ambulancias a las urgencias del Hospital Universitario de Getafe. Además, permitiría a los vehículos que salen del Hospital o del polideportivo La Alhóndiga-Sector III hacia Leganés o El Bercial no incorporarse al atasco generado en la rotonda bajo la A-42. El puente antipeatonal no aparecía siquiera en los planos de dicho PAU. Originalmente había pasos de peatones junto a las dos glorietas existentes en este tramo y la creación de la nueva rotonda supondría nuevos pasos peatonales para ir desde El Bercial al Hospital andando.

Sin embargo, desde la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid se fortaleció la idea de mantener o reforzar la M-406 como una vía rápida. Mientras que en el ámbito municipal había un reiterado consenso en su urbanización. En la época de los megaproyectos se llegó incluso a plantear el soterramiento de la A-42 y/o de ese tramo de la M-406. Esa época parece haber pasado pero la rotonda prometida sigue sin construir y la pasarela antipeatonal sigue su proceso de oxidación y deterioro a juego con el resto de la calle.

El asfaltado de dicho tramo quedó fuera del plan de mejora del firme de la M-406 que anunció Juan Soler y para el que sí reservó un lugar privilegiado anunciando su coste. En dicha obra se eliminó el paso de peatones y una de las paradas de autobús junto a la rotonda de Trinaranjus, perjudicando especialmente a los usuarios de las instalaciones deportivas.

Gracias al paso de la Vuelta Ciclista a España se ha asfaltado, por lo menos, la plataforma central, dejado las vías de servicio como estaban: mal. El paso de La Vuelta Ciclista también sirvió como escaparate de las reivindicaciones vecinales que se están concretando en la Plataforma M-406 Vía Urbana.

La reforma de la M-406 getafense estaba a la espera de la construcción de la conexión viaria 1 con el barrio de Buenavista, que se financiaría desde el Consorcio Urbanístico Los Molinos-Buenavista. Dicha reforma, lejos de prever la construcción de la demandada rotonda y la construcción de pasos de peatones, lo que plantea es destruir el puente antipeatonal para levantar otro que lo sustituya. Es importante que los intereses de Getafe y su ciudadanía se tengan en cuenta en su reforma y la M-406 deje de ser la barrera peatonal que es hoy.

 

Redacción Getafe Capital