El poder de los colores - GetafeCapital.com

El poder de los colores

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GETAFE/Look Total (13/12/2019)- Ya seas de looks monocolor o de las mezclas del colorblock, saber qué colores combinan con otros es todo un arte. También influye qué colores te sientan mejor con tu piel, el color de tu pelo y hasta con tu tono de ojos.

Usar los colores que mejor van con tus características naturales pueden ayudarte a verte más sana y radiante, aun sin maquillaje. Cuando un color no nos va bien, nos puede sacar ojeras, rojeces en la piel e incluso crear sombras en la cara o marcar más las líneas de expresión, dándonos un aspecto enfermo o cansado.

Dado que el rosa es tendencia y el lila aún más, tienes todo el derecho del mundo a llevarlos con estilo sin desfavorecer tu silueta. Por eso, olvídate por un momento de la absurda regla de «el negro es el único que adelgaza» porque no, amiga, todo es cuestión de proporción, de una buena elección de colores y, sobre todo, de lógica.

Toma buena nota porque este otoño/invierno vas a ir vestida del color que quieras pero no vas a ganar ni una sola talla. Prometido.

El negro

Cuanto antes dejemos claro que sí, que el negro es un fiel candidato a esta selección, más tranquilas nos quedamos. Si bien es cierto que hay pocos colores en el mundo que favorezcan más a la silueta, también hay que saber cómo llevarlo para hacerlo. Un buen truco es componer un total look monocolor negro.

Usar un solo color es el consejo más antiguo del mundo para crear un efecto visual adelgazante. Y por una buena razón, ya que crea una línea vertical y larga que afina el volumen y ayuda a ganar centímetros de altura. De entre toda la ropa para parecer más delgada, la negra es la más efectiva, porque crea una óptica más fina y delgada. Por el contrario, los tonos claros reflejan la luz, aumentando el volumen.

Bloques y proporción

Más que privarte de llevar ciertos colores, tienes que aplicar la lógica y pensar en cómo podrías equilibrar el conjunto. Si tu cuerpo es tipo triángulo invertido y los hombros son más anchos que las caderas, tendrás que optar por tonos más oscuros en la parte superior y más claros o llamativos en la inferior. De esta forma, podrás construir looks que, no se privan de ni un solo tono de la paleta otoñal.

Cómo combinar el blanco

El blanco… ese temido color que, según varias teorías, engorda. ¡Pues no! La silueta de las prendas influyen muchísimo, que no te veas favorecida con él, no significa que tengas que renunciar a llevarlo. Por el contrario, puedes añadir una prenda exterior en un color contraste y… ¡solucionado! Además, el blanco es una súper tendencia esta temporada y no querrás abandonarlo. Créeme.

Otro truco: ponte un abrigo a los hombros en un tono neutro más oscuro, como el caqui, y te verás favorecida casi por arte de magia.

El verde caqui

Por suerte para las amantes de la paleta de colores otoñal, el verde caqui (también conocido como verde militar) es un buen aliado. Sobre todo si, en lugar de llevarlo en la parte superior, lo llevas en los pantalones o a modo monocolor.

Combina diferentes tonos de un mismo color

Si eres fan de la elegancia del azul marino, esta es tu combinación estrella. Combina los diferentes tonos de azul en un mismo estilismo y el resultado no podrá ser más favorecedor. Eso es aplicable al resto de tonos de la paleta, como el marrón, el gris o el rosa.

Los colores fuertes

El fucsia, por ejemplo, es un fiel amigo de las chicas que quieren sacarse partido sin renunciar a los colores más vivos. Salvo que tengas un subtono de piel cálido, en cuyo caso el naranja es más acertado, el fucsia podría ser tu nuevo mejor amigo y tú sin saberlo. Eso sí, llévalo a modo total look para que la sensación visual sea de bloque y, por tanto, menos voluminosa.

Los tonos neutros

Por algo son neutros y perfectos para componer un fondo de armario digno de cualquier fashion victim que se precie. Digamos que al unir unos cuantos tonos de la misma gama, obtienes un resultado muy favorecedor. Y no, el camel y el beige no engordan si están cuidadosamente escogidas las prendas.

Sabemos que, sobretodo, el nude tiende a dar miedo en este sentido. Sin embargo, te animo a probarlo en un traje de pantalón y chaqueta ligeramente oversize. De esta forma, el conjunto se verá como lo que es (oversize) y nadie pensará que no te favorece.

Vestidos de fiesta y medias

Que el verano se haya acabado no significa que tengas que renunciar a tus minivestidos de fiesta más sensuales. Es momento de lucir tus metalizados más cañeros en combinación con unas medias negras (poco tupidas) y un abrigo a los hombros en un tono más oscuro. En serio, serás la diva del lugar.

Y recuerda que por muchas normas que existan en cuanto a moda y los colores que se pueden llevar o no, de vez en cuando apetece probar cosas nuevas delante del espejo, ver si funcionan o no y arriesgarse si a nosotras nos gustan. Hasta los tonos neón pueden resultar muy chulos si los rebajamos con prendas más neutras.

Y como siempre unos looks… ¡El próximo artículo looks navideños a tope! ¡Se acercan las fiestas!

¡HASTA PRONTO!

[Y siempre, siempre, siempre… Diviértete combinando]

“Cuando tengas dudas, viste de rojo”

Redacción Getafe Capital