El coronavirus nos echa del Coliseum - GetafeCapital.com

El coronavirus nos echa del Coliseum

GETAFE/El rincón del lector (04/03/2020) – El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el pasado martes que el partido más importante en la historia del Getafe CF deberá jugarse a puerta cerrada ante los riesgos de propagación del virus Covid-19 en España. La emergencia sanitaria causada por el aumento de casos registrados impacta en los grandes eventos y en las concentraciones multitudinarias.

Ni el más optimista de sus aficionados podía imaginar hace tres años que la ciudad de Getafe estaría preparándose para la visita de un gigante europeo más. El recuerdo de 2008, en la entonces denominada Copa de la UEFA, quedaba lejano. Pero el regreso triunfal a la competición europea certificado la campaña pasada, el pase a octavos frente al histórico Ajax y los caprichos del sorteo realizado el día siguiente a la gesta en Ámsterdam propiciaron un nuevo capítulo de la epopeya azulona en Europa. El Inter de Milán será el rival del Getafe, un nuevo escollo por sortear para el humilde equipo madrileño. Aquel sueño de volver a las competiciones internacionales que parecía una quimera en 2016 es hoy una realidad que está a apenas dos semanas de cumplirse…. ¡O no!

El partido soñado por todos los azulones se verá truncado por el coronavirus, el Partido -en mayúsculas- más importante de la historia del club, salvo giro imprevisto los acontecimientos, no contará con el aliento de los aficionados getafenses en las gradas del Coliseum. Las restricciones afectan también al partido de ida que se disputará en el norte de Italia. La marea azulona que tomó las calles de la capital holandesa la semana pasada, alrededor de 2.500 seguidores, no se repetirá en la ciudad lombarda.

La decisión tomada por el Gobierno de la nación ha indignado tanto a los aficionados del Getafe como a los del Valencia CF, una hinchada que tendrá que conformarse con seguir por televisión el partido contra el Atalanta que se disputará en Mestalla. Las aficiones de estos dos equipos no entienden ni comparten la decisión tomada por el Ministerio de Sanidad, una medida que cuanto menos resulta poco coherente con la situación real que el coronavirus está causando en España.

La desproporcionada resolución tomada por Illa, carente de toda lógica según el itinerario seguido por el Gobierno desde el inicio de la crisis, ha incendiado e indignado a la afición azulona. Solo los acontecimientos deportivos, incluso aquellos que se disputan al aire libre, parecen ser objeto de las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias. No se han prohibido ni limitado concentraciones ciudadanas en los medios de transporte públicos –metro, cercanías, aeropuertos- ni se han cancelado manifestaciones como las previstas para el próximo domingo con motivo del 8M, eventos en los que se reúnen varios miles de personas más de las 17.000 que caben en el estadio del Getafe. El deporte es, por tanto, el principal damnificado de la imprevisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

No se entiende esta medida cuando miles de italianos pueden venir España desde las zonas más afectadas de su país sin apenas control ni constancia por parte de la administración. Planteamos un ejemplo: decenas de italianos pueden acceder al municipio de Getafe -por motivos laborales o de estudio- cualquier día y en cualquier hora y circular libremente por las calles, los bares y los centros comerciales de la capital del sur de Madrid. Pero es que incluso pueden comprar una entrada y acudir al Getafe-Celta de Vigo de Liga que se disputará el próximo sábado sin ningún tipo de cortapisa. El Gobierno de España quiere prevenir la propagación del virus cerrando un estadio de fútbol, pero no evita que los hinchas puedan contagiar a los vecinos en cualquier bar en los aledaños… Estas medidas a la carta, parciales y poco objetivas, pueden ocasionar situaciones totalmente surrealistas.

El partido más importante, el encuentro soñado, la noche tantas veces deseada se tendrá que ver a través de la pantalla. La visita del Inter es un acontecimiento único, no solo para el club, sino para toda la ciudad. La masa social azulona y la sociedad getafense luchará para que la desproporcionada e injustificada medida implantada por el Ministerio de Sanidad sea retirada: queremos seguir haciendo real nuestro sueño europeo y disfrutarlo, sin riesgos para la salud, en el Coliseum. A la marea azul nada ni nadie le quitará la ilusión.

Redacción Getafe Capital