Aprende los conceptos básicos sobre electricidad en tu hogar

GETAFE/Varios (11/06/2021) – ¿Buscas conocer más sobre el funcionamiento de la instalación eléctrica de tu hogar? ¿Tiene miedo de que suceda un apagón y no sepa que puede hacer al respecto? El funcionamiento de la electricidad del hogar es un tema que puede abrumar a muchos, pero basta con conocer los conceptos principales para entenderlo mucho mejor.

A continuación vamos a conocer algunos de los conceptos que necesita entender sobre el funcionamiento de la red eléctrica de los hogares.

Los conceptos básicos sobre electricidad que debes conocer

Ya sea por el deseo de llevar a cabo algunos arreglos en la instalación eléctrica de tu hogar o por simple curiosidad, debes conocer los siguientes conceptos fundamentales sobre el funcionamiento de redes eléctricas.

Los circuitos del hogar

La instalación eléctrica de una vivienda está compuesta por varios circuitos. Cada uno de ellos controla una serie de elementos. Las dimensiones de la casa y la cantidad de aparatos que se usan en ella determinan el número de circuitos de acuerdo al grado de electrificación.

Estos circuitos eléctricos se definen como las partes específicas y separadas que conforman la instalación eléctrica de un edificio. Cada uno de ellos cuenta con cables fase, neutro y de toma de tierra, son independientes y se separan en el cuadro de distribución que solemos ver nada más entrar en una vivienda. Veamos cuales son los circuitos mínimos de distribución interna que se deben instalar para obtener un grado de electrificación básico, que cuente con 5750 w de potencia contratada:

  • C1: también conocido como circuito de iluminación. Este circuito de distribución interna alimenta todos los puntos de iluminación de nuestro hogar.
  • C2: circuito de distribución interna dirigido a alimentar tomas de corriente de uso general y al frigorífico
  • C3: circuito fundamental para nuestro hogar, ya que consigue alimentar la cocina y el horno.
  • C4: este circuito alimenta de electricidad la lavadora, el lavavajillas y el termo eléctrico, en caso de disponer de uno.
  • C5: finalmente, tenemos el circuito dedicado a alimentar las tomas de corriente del cuarto de baño y de las bases auxiliares de la cocina. También se le conoce con el nombre de circuito de tomas de corriente.

La importancia de la toma de tierra

En los circuitos eléctricos normales, la corriente se desplaza a través del conductor de la fase hasta el aparato eléctrico de destino, ya se trate de una lámpara, televisión o consola de videojuego, para después regresar al generador a través del cable neutro. Si durante el paso de la corriente eléctrica, el cable conductor se encuentra dañado y entra en contacto con algún aparato de carcasa metálica, la corriente eléctrica circulará por la superficie de dicha carcasa. Esto supone un peligro muy importante ya que, bajo esta situación, todo aquel que entre en contacto con esta superficie recibirá una descarga eléctrica causada por el contacto indirecto que ha permitido este desvío de la corriente. Afortunadamente, existen cables que nos ayudan a evitar este tipo de situaciones: los cables de toma tierra.

Estos cables toma tierra presentan en su superficie colores verde y amarillo y permiten que, en caso de darse lugar las circunstancias antes descritas que propician la aparición de una fuga de corriente, esta tenderá a ir por el cable de toma de tierra gracias a su menor valor de resistencia que le confiere alta conductividad, mayor que la que ofrece el cuerpo humano. Tras esto, la corriente de la fuga se desplazará por la toma de tierra hasta llegar a una pica metálica presente en el suelo de su edificio, lo que hará saltar el diferencial. De esta manera, el cable de toma de tierra le habrá protegido de una descarga eléctrica.

El funcionamiento de las resistencias variables

Las resistencias variables son componentes electrónicos que se aplican a un circuito o parte de él con la finalidad de ajustar su resistencia, regulando así su voltaje. Para configurar esta resistencia variable, se suele deslizar su contacto a lo largo de una pista de resistencia, cambiando el valor de resistencia activa en función de la posición que tome el contacto. En algunos casos también se dispone de un tornillo de ajuste conectado a la resistencia, que permite recalibrar la resistencia a su valor preestablecido, o bien de un mando de control que facilita su regulación. Es muy común encontrarlos en muchos de los electrodomésticos de nuestro hogar: planchas, calentadores eléctricos, varillas de inmersión… entre otros. Se distinguen dos tipos de resistencias variables:

  • Las resistencias variables pueden usarse como reóstato si un extremo de la pista de la resistencia y el terminal están conectados con el circuito, pasando por sus límites dependiendo de la posición en la que se encuentre el contacto. Un aumento de la resistencia causado por el deslizamiento del contacto implicaría una reducción de la corriente que circula a través del circuito. Utilizados principalmente para controlar las corrientes eléctricas.
  • Por otro lado tenemos los potenciómetros. Estas resistencias conectadas a una fuente de tensión consiguen reducir el voltaje que circula a través de los terminales de carga es solo una fracción de la que sale de la fuente, que a su vez depende de la posición de los terminales de la pista de resistencia. Muy utilizados con el propósito de controlar los voltajes.
Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.