El caso de la terraza del Baco llega a la Fiscalía del Estado

bacocerrado_may2014El caso de la terraza del restaurante Baco, ahora clausurada y que tanta polémica ha levantado, ha sido llevado a la Fiscalía General del Estado por la Alianza Anticorrupción de España que sugiere en su escrito que cabe «suponer que pueda haber tráfico de influencias e intereses creados entre el dueño del restaurante Baco y el alcalde de Getafe, Juan Soler». La agrupación que busca poner en conocimiento de las autoridades competentes asuntos que puedan ser constitutivos de delito, ha explicado a Eduardo Torres Dulce que esta estructura «instalada en la calle Terradas de Getafe en la terraza del restaurante Baco, espacio público que antes ocupaba árboles y cuyo recinto siendo de la calle pública, lo han hecho privado».

Establece los hechos que llevan a presentar el escrito: «Esta edificación tiene equipamiento eléctrico no homologado por el Ayuntamiento que podría ser peligroso para el entorno, y presuntamente no cumple con las normas de seguridad, ya que la terraza no es la habitual al estar instalada en la vía pública con elementos arquitectónicos permanentes. El conjunto de todas estas presuntas irregularidades reflejadas en el artículo 6.4 de la correspondiente Ordenanza Reguladora de Quioscos y Terrazas de Veladores de 1989, puede dar lugar a la revocación de la licencia o concesión», explican. «Esta situación ha creado polémica entre los hosteleros de Getafe, viendo que la estructura levantada nunca se les ha permitido a ninguno de ellos por el Ayuntamiento».

Es en este supuesto trato de favor en el que la Alianza Anticorrupción de España ve indicios de delito y ha presentado el escrito a la Fiscalía «para que proceda a iniciar los trámites judiciales pertinentes para que una vez demostradas las irregularidades consigan retirar la estructura, devolver a su estado original la vía pública, hacer cumplir la normativa de ruidos que incumplen, y depurar las posibles responsabilidades penales en que hayan incurrido con las obras presuntamente ilegales llevadas a cabo y posterior funcionamiento ilícito de la terraza del restaurante Baco de la calle Terradas de Getafe».

En el pasado Pleno, en el que se llevó este asunto para su debate, se aprobó una moción por unanimidad en la que se comprometían a cumplir y hacer cumplir la legalidad vigente. En este debate participó el dueño del restaurante Baco, Felipe González, que aseguró que su instalación era perfectamente legal.

Raquel González - Directora Grupo Capital

5 Comments