Cómo afrontar una entrevista de trabajo con éxito

GETAFE/Publirreportaje (07/09/2017) – Buscar trabajo es una tarea que todas las personas deben asumir alguna vez en su vida. Siempre surgen dudas, pero la más temida es sin duda cómo afrontar la entrevista de trabajo de forma adecuada.

El primer paso, como es de lógica sería encontrar una entrevista de trabajo, para ello debes hacer uso de toda la tecnología que está a nuestro alcance hoy en día, como son las redes sociales tipo Linkedin, o incluso usar apps para buscar trabajo. Hay muchas vías donde podrás encontrar ofertas que te interesen, sólo debes dedicarle el tiempo necesario en buscar y encontrarlas sin frustrarse en el intento lógicamente.

Lo cierto es que cada entrevista es distinta a la anterior, depende en gran medida de la empresa y dentro de la misma empresa del puesto al que se va a optar, pero siempre habrán determinados comportamientos que serán claves para afrontar una entrevista de forma exitosa.

Algo muy importante en cuanto a las entrevistas de trabajo es la indumentaria que se va a elegir para ir a la entrevista, por desgracia vivimos en una sociedad donde las apariencias son valoradas de forma muy acusada, por lo que sí quieres causar buena impresión nada más entrar en la sala debes elegir la ropa con mucho cariño. Unos tips para elegir tu indumentaria podrían ser los siguientes:

  • Elegir un traje elegante pero sin excederse. Una apuesta segura es sin duda un traje que hable bien de ti, pero ten cuidado no vayas a elegir un traje que sea elegante en exceso porque podría ser contraproducente, en el mercado hay distintas marcas que podrán servirte de ayuda en este sentido como pueden ser firmas como Macson, donde encontrarás un surtido extenso de trajes que se adecuen a ti. Ante todo debes evitar llevar vaqueros y camiseta informal, ya que puede dar una imagen errónea a lo que quieres transmitir.
  • Zapatos con estilo. Muchas personas caen en el grave error de pensar que los zapatos no son importantes ya que nadie se fija en ellos, pero esto es del todo incorrecto pues si llevas unas deportivas junto con un atuendo algo formal ten claro que todo el mundo se fijará en las deportivas que llevas dejando de lado el resto del outfit. Para evitar esto, puedes apostar por unos mocasines ya que aportan un toque distinguido pero sin llegar a la formalidad de los zapatos de vestir.
  • Accesorios, los justos pero elegidos con criterio. Para completar el outfit puedes incluir determinados accesorios o complementos. Estos complementos pueden ir desde corbatas, pajaritas, relojes, gemelos entre otros, en este caso depende mucho de tu personalidad. En este punto debes tener claro que quieres transmitir, por ejemplo si te decantas por una corbata, deberás elegir entre todos los tipos de corbatas que hay en el mercado ya sean lisas, con estampados, con colores suaves o por el contrario con colores muy fuertes, en este caso deberás analizar qué quieres transmitir con la corbata y apostar por ello.

Además del outfit elegido para ir a la entrevista, es muy importante la actitud con la que vas a afrontarla, pues este tipo de detalles son los que marcarán la diferencia. Un punto importante sería buscar  información de la empresa, no te limites sólo a saber que hacen, indaga todo lo que puedas para así el día de la entrevista poder demostrar que estás realmente interesado en esa empresa.  También puedes buscar en internet cuales son las preguntas típicas que suelen realizar los de recursos humanos, ya que muchas veces requieren de un poco de meditación para obtener una respuesta perfecta que no caiga en estereotipos que nadie quiere, para evitar esto tómate un par de días en buscar dichas preguntas y pensar muy bien las respuestas. Una pregunta típica en este caso es decir una virtud y un defecto tuyo, puede parecer fácil pero muchas personas acaban diciendo completas obviedades, pero ante todo debes evitar decir que tu defecto es ser muy perfeccionista ya que este “defecto” ha sido explotado demasiado en las entrevistas de trabajo y puede que no sea bien visto.

Para finalizar, debes saber que muchas empresas hacen pequeñas pruebas sin avisar al entrevistado para ver cómo reacciona ante esa adversidad, las hay de muchos tipos, un ejemplo sería dejar a los entrevistados en una sala de espera durante mucho tiempo sin avisarles, y por mucho tiempo puede llegar a ser hasta horas, para ver como reaccionan. Otra prueba suele ser hacerles una especie de simulacro, en el cual le dan una tarea para que la realicen ahí mismo, la trampa aquí reside en que la tarea suele ser muy voluminosa para resolverla en ese momento, por lo tanto lo que realmente quieren es ver cómo afrontas esa situación, si entras en pánico o utilizas alguna estrategia que les pueda interesar.

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *