La Cifu ha hecho un Viondi: odiosas comparaciones

GETAFE/La piedra de Sísifo (10/04/2018) – Ya he escuchado en varios mentideros y círculos del chafardeo político local eso de: “Mira, la Cifu ha hecho un Viondi”, y algunos recién llegados a esto preguntan ¿Y qué es eso de un Viondi? Y el maestro de ceremonias de turno se lo explica: “Era un rojillo que decía que era médico y no había terminado ni primero. Un House de andar por house”

Y, sí, ambos casos tienen similitudes vistos desde 10 km. de distancia pero, a medida que te acercas, aprecias que se parecen como un huevo a una castaña.

Javier Viondi fue un secretario general de IU Getafe y candidato a la Alcaldía de Getafe hasta dos meses antes de las elecciones municipales de 2011. Procedía de CCOO donde, en sus inicios sindicalistas y vaya usted a saber por qué, adornó un currículo académico que terminaba en el bachiller superior, con un título de medicina que, ni era necesario para su ejercicio sindical, ni aportaba bagaje alguno a su preparación política; solo era un ornamento de arrebato adolescente. Nada más.

Cuando, a comienzos de marzo de 2011, se desveló la inexistencia del título (se tienen fundadas sospechas de un episodio de “fuego amigo”), simplemente dimitió de la candidatura y, tras las elecciones, fue sustituido por otra persona cinco minutos antes de abandonar motu propio el cargo de secretario general. Y hasta hoy.

La presidenta de la Comunidad de Madrid es una mujer que, al parecer, ha ido dejando su trayectoria política sembrada de cadáveres y facturas preparadas para el cobro y, antes o después, alguien de sus teóricos cercanos iba a recordarle su deuda. Y hasta aquí las similitudes con Viondi.

El famoso máster que todavía figura en su currículo, es de Derecho Autonómico, algo muy relacionado con su ámbito de gestión. Es decir, se supone que aporta una preparación académica muy sólida para poder regir los destinos de la Comunidad de Madrid y que, sin esta titulación, su preparación para el cargo se debilitaría.

Todos los indicios y alguna que otra realidad que cobra contundencia minuto a minuto, hacen pensar que no cursó el dichoso máster y, si lo hubiera hecho, apenas había asistido a un curso 100% presencial. En cualquier caso, ni ha aportado el Trabajo de Fin de Máster ni se cree que pueda hacerlo, por la sencilla razón de que no existe. Sea como fuere, ella se empecina en que sí hizo ese curso, sí presentó el TFM y sí obtuvo la calificación de Notable. En contra de las evidencias cada vez más sangrantes en su contra e, incluso, de las voces que se van alzando en su propio partido.

Culpa a la prensa, a la Universidad Rey Juan Carlos, al rector de la misma, al director del máster y al Lucero del Alba por este orden. Se trata, sin duda, de otro caso más de “qué bien desfila mi hijo, que todos llevan el paso cambiado menos él”.

Antes o después dimitirá, pero lo hará contra su voluntad y no tengamos ninguna duda que el caso no terminará ahí; lo hará clamando venganza y no dudemos que la llevará a cabo.

Cuando algún chafardero político ponga a ambos a la misma altura, no lo olvides, las comparaciones son odiosas.

Sed felices.

2 Comments

  1. Paciencia

    10 abril, 2018 at 11:50

    La diferencia es que Viondi no falsificó papeles.Pero una organización no debe otorgar cargos de responsabilidad a una persona que miente públicamente sobre su currículum.Viondi en la actualidad ,está liberado por IU MADRID y es responsable de Coordinación del Área Interna y corresponsable de Comunicación interna.Puerta giratoria

    • Platón

      14 abril, 2018 at 16:10

      Paciencia, ¿No serás acaso parte de ese fuego amigo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *