Los tiempos vacíos

GETAFE/Tribuna con acento (04/04/2019) – En La historia Interminable la nada avanza imparable absorbiendo todo como un agujero negro. Vivimos tiempos de vacío. Mucha portada y oropel, pero vacíos. Como si toda España y el mundo mundial de Manolito Gafotas se estuviese transformando en esos escenarios del oeste que proliferan por Almería. SALOON pone en la gran fachada, dentro, nada. STORE y detrás, palos y estacas. BANK sin banqueros y, de vez en cuando, unos figurantes imitan una guerra ¡Por la bandera! ¡Por el territorio! Falsas guerras sin pólvora en la balas y puños al aire. La batalla real es otra: el hambre y la nada.

Vivimos en un mundo de disimulo, del disimulo más infame. Todo es “como si”. Como si hubiese democracia, como si hubiese derecho al trabajo, a la vivienda…como si, como si. La Junta Electoral Central le prohíbe a TV3 que lance no sé qué mensajes. Dice defender “la neutralidad informativa”, despreciables sátrapas. ¿No saben que para defender la neutralidad informativa deberían suspender las emisiones hasta junio de Antena3 o TV5? ¿No debieran “sugerir” al ABC, LA RAZÓN o EL MUNDO que suspendieran sus canallescas portadas por unos meses? Eso sí sería defender la neutralidad informativa.

Todo disimulo “Como si…” pero es NO. Vacío y la nada, nada sobre todo para los que necesitan algo. Y ello se repite ad nauseam. Tres episodios en Getafe me han animado a escribir estas palabras.

  1. El anuncio de un partido político (podía ser cualquiera) de que es el que más ha hecho por Getafe porque ha presentado ¡208! mociones al pleno. Cifras vacías. Guarismos sin sentido. NADA. ¿Cuántas de ellas afectaban a la ciudadanía de Getafe?, ¿cuántas se aprobaron?, ¿cuántas se cumplieron? Y, de las que se cumplieron, ¿sirvieron al objetivo que se buscaba? Pero todo eso, ¿qué más da? “Paparruchas” que diría Ebenezer Scrooge.
  2. Recojo en el Centro Cívico de La Alhóndiga un libro perfectamente editado. 120 páginas de papel couché con el título de “Alhóndiga. Hacemos barrio”: lo hojeo y nada. VACIO. NADA. Ni datos, ni comentarios… NADA. Ni siquiera respeta las fotografías, partidas por la mitad en las costuras centrales del libro. Nada, solo la gloria de la portada, el formato y el diseñador. Para lo demás, para ayudas sociales a un barrio castigado por la crisis. Vacío.
  3. Getafe y otros 8 ayuntamientos han firmado la semana pasada la declaración “por una nueva economía”. Fabuloso: Una nueva economía que preserve la armonía entre las personas y el planeta. Una nueva economía que garantice una redistribución justa de los recursos existentes. Una nueva economía que proporcione trabajo decente y acceso justo al ocio. Una nueva economía que permita a las personas florecer.
    Excepcional. Ya estaba haciendo falta. ¿Dónde hay que firmar?… ¡ay! Pero, sin la firma del Santander, BBVA, Florentino, Iberdrola, Telefónica… Nada. Vacío. Quizás acabar con la esperanza, que, como ejemplo, se aborde por fin el parque lineal del Manzanares. Armonía entre personas y el entorno, equilibro de recursos, trabajo decente, espacios de ocio. Quizás ya toque.

Redacción Getafe Capital

1 Comment

  1. Pingback: Los tiempos vacíos – Ciudad Grandola

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.