No seas triste

GETAFE/Tribuna con acento (07/01/2020) – “No seas triste” con este slogan una cadena de televisión se hace autopropaganda (con muy mal gusto por cierto) indicando que sólo ellos entretienen a la gente. Hay que reconocerles un cierto merito a sus guionistas. El otro día hicieron un programa (no el primero, sino uno más) con entrevista a la ganadora de un reality. ¡Dos horas! Para explicar a quien besa y a quien no, o con quien se acuesta o no se acuesta. Hubiera sido igual si el ganador hubiese sido un hombre.

Si, me pone triste, que no se dedique ni un minuto a una mujer que con mucho esfuerzo y entrenamiento, consigue un premio deportivo. A una mujer que le sonríe a la vida cada vez que el cáncer la viene a visitar otra vez. A esa mujer que al borde de la jubilación, tras toda una vida dedicada al estudio o la investigación,  descubre un fármaco para hacer la vida más confortable a los enfermos, o no lo descubre, pero sigue buscando. Podrían dedicar algo de tiempo a esas mujeres que en un mundo de hombres, consiguen triunfar en sus empresas. O preguntar con que estrategias, empeño, inventiva consigue una madre con dos hijos llegar a fin de mes con mil doscientos euros.

Estoy triste porque en ese programa de muchos besos y abrazos hay cero de ternura. Todo lo contrario, el mérito es ser más cruel que el otro. Triste, muy triste porque aunque no se hable de nada, los locutores si dejan muy claro que “si nadie lo remedia, el martes habrá gobierno”. Como si no haber gobierno es ideal, y que lo haya, una catástrofe. Pero claro no era el gobierno que quiere esa y el resto de cadenas privadas de España porque para tener una cadena de televisión hace falta ser una gran empresa y las grandes empresas no están por un gobierno de progreso que pueda dar más derechos a sus trabajadores, o subir los impuestos sobre beneficios.

Claro que estoy triste, ¿cómo no se va estar triste si es el programa más visto de este país? Es para estar triste que sea la tónica del panorama mediático a través del que se informan en 90% de los españoles según el EGM (Estudio General de Medios) y otras encuestas sobre comunicación.

Triste porque hemos vivido dos jornadas en el Congreso donde ha quedado patente que se pueden tener muchos estudios y ninguna educación,  que se anteponen las banderas a las personas, las fronteras a los pueblos y donde tener muchos votos no siempre es sinónimo de tener mucha honestidad. Quizás tenga que ver con todo lo anterior.  ¡Para que luego te digan «No seas triste»!

Bueno, quizás haya motivos de alegría porqué finalmente, a pesar de Telecinco y de las otras cadenas, va a haber un gobierno progresista.  Alegría, porque a pesar de las presiones, amenazas e insultos, Teruel existe y ¡resiste!

 

 

Redacción Getafe Capital

1 Comment

  1. Pingback: No seas triste – Ciudad Grandola

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.