Matando las fiestas por la vía de la prohibición

A la Asociación de Vecinos San Isidro, a la Peña El Madero y a la Asociación Taurina San Isidro les han denegado la ocupación de vía pública por parte de la Delegación de Gobierno. Esto significa que no podrán realizar el concurso infantil de dibujo, la piñata, la caldereta tradicional, la chocolatada o las migas y limonada, tradicionales en estas fiestas del barrio de San Isidro. Han advertido además a los solicitantes que no contravengan esta decisión, ya que pueden tener «problemillas». Manuel Martínez, presidente de la Asociación Taurina está decepcionado por una situación «que recuerda a la época franquista». Las solicitudes presentadas ante el Ayuntamiento no han recibido respuesta y por eso optaron por la vía de la Delegación de Gobierno, que la deniega asegurando que la petición está fuera de plazo, a pesar de que hay un periodo excepcional en el que se puede aprobar la solicitud con 24 horas de antelación.

Las posibles multas a las que pueden enfrentarse si contravienen la negativa están haciendo dudar a las asociaciones que pretendían organizar estos actos festivos, paralelos a la convocatoria oficial de fiestas del barrio de San Isidro. Se plantean organizarlos en las respectivas sedes, para no tener problemas, pero no descartan buscar alguna vía que les permita que todos los vecinos del barrio disfruten de sus actividades.

fitec_oct2013Ya ha habido precedentes en los que se ha mirado con lupa una celebración de barrio oficiosa. En El Bercial, la asociación de vecinos NUBER recibió la autorización de ocupar la vía pública por parte de la Delegación de Gobierno para realizar el FITEC, el Festival de Teatro en la Calle, que se trasladó al barrio. Cuando apenas había pasado media hora desde que finalizara el plazo legal, ya estaba la policía local levantando acta de inspección por el equipo de sonido y el escenario instalado.

Raquel González - Directora Grupo Capital