Peligro: zona de guerra

wpid-wp-1412852477021.jpegEstá usted en Getafe. Aunque no lo parezca. El desvío de la carretera de Andalucía hacia el núcleo urbano expone una terrible carta de presentación de un municipio que presume de tener un espacio industrial bien comunicado, con altas prestaciones, y de gran atractivo para los inversores. Ese es el mensaje, pero la realidad es otra: el Polígono Industrial de los Ángeles se está desmantelando sin control, sin que las autoridades hagan algo para remediarlo. Las naves abandonadas son el caramelo para los expoliadores de material que se organizan a la perfección para ir desmontando naves y llevándose cualquier material útil para su venta posterior. No dudan en echar abajo los edificios abandonados si en su interior hay vigas o cables que puedan expoliar.

El resultado de estas acciones que se han repetido por fábricas que antaño eran Cojinetes de Fricción o Alvi Industrias Gráficas (además de otras naves circundantes), es una zona cuasi de guerra, donde se han producido accidentes. El último de ellos, un chico de 25 años, electrocutado en un centro de alta tensión que sufrió una descarga de 20.000 voltios. La policía asegura que se ha acordonado la zona, aunque lo cierto es que apenas hay unas cintas de plástico que «frenan» el paso. ¿Y dónde queda la imagen de Getafe?


 

 

Raquel González - Directora Grupo Capital