Maltrato a Getafe, dice - GetafeCapital.com

Maltrato a Getafe, dice

GETAFE/La piedra de Sísifo (05/02/2019) – Mi padre, muy dado a enfatizar a lo bestia, tiene una frase recurrente para señalar a quien muestra la desfachatez de proclamar mentiras a los cuatro vientos, con banda de música y megáfono: ¡Qué huevos tiene, se le cae uno al suelo y hace un socavón!

Y no es para menos; nuestro común amigo, y todavía candidato a la alcaldía por el Partido Popular en Getafe, Rubén Maireles, a quien todos ya queremos un poquito más; ha saltado a la palestra denunciando un hipotético “maltrato” a Getafe por parte del Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, a cuenta de la no inclusión en los PGE de dotación para la reforma de las estaciones de cercanías de nuestro municipio, a saber: Sector 3, Getafe Centro y Margaritas-Universidad en la C3 y Getafe Industrial y El Casar en la C4.

Sucede con frecuencia que quien dice una media verdad, se escuda en que eso no es una mentira, si acaso, solo media. En absoluto, una media verdad no es media mentira, es mentira y media, ya que desarma defensas con su parte cierta, y lo usa para colar todas las barbaridades que se le ocurran con su parte falsa, a menudo la mejor provista. En este caso, siendo cierto y siempre lo es, que las estaciones mencionadas necesitan una remodelación (algunas requieren echarlas abajo y levantarlas de nuevo), las quejas de los usuarios están fundamentadas en el servicio deficiente que prestan, tanto en la calidad del material rodante como en frecuencias eternas, sobre todo en la C4, y en eso da igual que la estación sea una ruinosa tienda de campaña o el Palacio de Versalles.

Ocurre que, los que tantas veces y con tanta desvergüenza, aludieron a la “herencia recibida” han estado 7 eternos años en el Gobierno de España; preguntándonos con sonrisa lobuna dónde estaba la bolita de la crisis, mientras los euros se deslizaban por millones a sus cuentas en paraísos fiscales o a financiar ilegalmente el partido; y tanto las líneas de cercanías como sus estaciones padecían un abandono desdeñoso y ultrajante.

Pasa que tiene la indecencia de acusar a otros de maltrato, quien pertenece al mismo partido que malgobierna la Comunidad de Madrid, desguaza y vende por piezas al mejor postor su Sanidad y Educación, e ignora a Getafe a la hora de dotar de infraestructuras sanitarias a los nuevos barrios, levanta sus colegios pasito a pasito, baldosa a baldosa, en la trampa saducea que llaman “construcción por fases” o deja las hipernecesarias residencias públicas de mayores en manos de las empresas privadas, siempre más rentables que lo que huela público.

Define el diccionario “maltrato”, como el trato cruel, duro y desconsiderado hacia una persona o animal, no dándole los cuidados que necesita. ¿Quién maltrata entonces a Getafe y sus vecinos? Pues eso…

Sed felices.