Todo preparado para el estreno de 'El irlandés' - GetafeCapital.com

Todo preparado para el estreno de ‘El irlandés’

GETAFE/Varios (12/11/2019) – Un estreno de Martin Scorsese debería ser, de por sí, motivo suficiente para una noticia. El veterano director ha estado detrás de algunos de los títulos más importantes del cine como “Taxi Driver”, “Toro Salvaje”, “Uno de los nuestros” o “Cabo del miedo”, entre muchos otros. Y aunque el reconocimiento en forma de Oscar de la Academia tardó en llegar, finalmente, en 2006, con “Infiltrados» logró hacerse con el galardón al Mejor Director.

Pero “El Irlandés”, cuyo estreno está previsto para el 15 de noviembre, ha creado una especial y merecida expectación, especialmente por su elenco, que incluye a estrellas como Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel o Anna Paquin. El realizador ha rodado la película para Netflix, pero también se estrenará en cines, además de poderse ver por la plataforma de pago. Y en ella, Scorsese vuelve a su género fetiche, el cine sobre el crimen organizado, que tantos éxitos le ha reportado en el pasado.

En esta ocasión, la cinta trata sobre el asesinato de Jimmy Hoffa, personaje interpretado por Al Pacino, un sindicalista estadounidense al que se vinculó con la mafia, y en la que se desarrolla una de las teorías alrededor de su misteriosa muerte que implicaría a Frank Sheeran, un asesino a sueldo, cuyo rol recae en Robert De Niro.

Curiosidades sobre el filme

La película tiene un millar de atractivos, y muchos de ellos tienen que ver con reuniones de viejos conocidos. Keitel y De Niro vuelven a reunirse muchos años después de “Malas Calles” o «Taxi Driver” (aunque también se habían visto más recientemente en “Copland”, entre otras). De Niro y Pesci se reencuentran por séptima vez tras “Toro Salvaje” (la historia de Jack LaMotta), «Uno de los Nuestros” (que supuso el Oscar para Pesci) o “Casino” (ambientada en Las Vegas y que representaba la octava colaboración entre Scorsese y De Niro), entre otras. Por su parte, De Niro y Al Pacino han trabajado juntos en “Heat” y “Asesinato justo” (también en “El Padrino II”, aunque no compartieron espacio en pantalla ya que sus personajes se enmarcaban en épocas diferentes, haciendo de padre e hijo). Y, respecto a Scorsese, ha trabajado con muchos de ellos en el pasado, aunque será la primera vez con Al Pacino.

Ha sido un rodaje largo de 106 días, el más extenso en la carrera de Scorsese. Además, durante algunos momentos de la producción se estimó que la película podría llegar a durar más de cuatro horas de metraje, e incluso se valoró la posibilidad de hacer dos partes. Finalmente ha quedado en casi tres horas y media en una sola cinta, la más larga del director (en segundo lugar estarían las tres horas de «El lobo de Wall Street”), y una de las de más duración del cine comercial de los últimos 20 años.

Además del interés por ver al elenco bajo la batuta de Scorsese, se ha creado también una gran expectativa por los efectos especiales utilizados para “rejuvenecer” a los actores en la pantalla, ya que los protagonistas aparecerán en diferentes etapas de su vida, concretamente durante 60 años de existencia.

Los afortunados que han podido visionar ya la cinta, gracias a pases de acceso restringido entre septiembre y el presente mes de noviembre, han salido con un considerable buen sabor de boca, y todo nos hace presagiar que el director ha querido echar el resto con este filme plagado de estrellas, a las que ha querido sacar el jugo, tras muchos años sin trabajar con ellas.

Así pues, nos toca contar los días hasta que nosotros, el gran público, podamos disfrutar de lo que ya se ha catalogado como uno de los estrenos del año (al igual que lo fue, para muchos, la oscarizada “Bohemian Rhapsody” en 2018, la cual pudimos disfrutar en las sesiones de Cine de Verano 2019 de Getafe) y, probablemente, de la década. Sea en las salas cinematográficas o a través de Netflix, el éxito de recaudación parece asegurado; y podemos prever un nuevo modelo de producción al que se están sumando cada vez más directores de renombre: las plataformas de pago parecen ser una nueva vía para los proyectos de los cineastas. Adiós a las viejas restricciones para hacer cine.

 

Redacción Getafe Capital