Picor en la piel: causas y tratamiento - GetafeCapital.com

Picor en la piel: causas y tratamiento

GETAFE/Varios (27/12/2019) – ¿Quién no ha sufrido alguna vez picor en la piel (prurito)? Es un verdadero incordio y, además, rascar incesantemente la zona afectada no es la solución (ya que con ello solo lograremos inflamarla aún más). Si quieres saber qué lo produce y cómo eliminarlo de manera efectiva solo tienes que seguir leyendo este artículo.

¿Por que me pica la piel?: Afecciones dermatológicas

  1. Xerosis o piel seca: es una consecuencia de ciertas enfermedades, medicamentos o condiciones externas (como el frío o la falta de hidratación).
  2. Eccema: se caracteriza por causar hinchazón de la piel  (pápulas, exudación, eritema y vesículas). Su manifestación más frecuente es la dermatitis atópica.
  3. Dermatitis atópica (atopia): es un trastorno hereditario y crónico, que presenta piel seca con eccemas. Según su intensidad puede producir desde una simple inflamación hasta ampollas y descamaciones.
  4. Psoriasis: conlleva el envejecimiento acelerado de las células cutáneas, las cuales forman descamaciones y manchas rojas que causan picor e, incluso, dolor.
  5. Urticaria: suele ser consecuencia de una alergia y produce manchas rojizas y picazón.
  6. Parasitosis cutánea: son un conjunto de enfermedades dermatológicas causadas por parásitos (como sarna y piña).

Estas son solo algunas de las enfermedades cutáneas que causan prurito, pero no las únicas, ya que también podemos incluir otros trastornos como: dermatitis de contacto, pitiriasis rosada, erupciones cutáneas, quemaduras, picaduras y mordeduras, infecciones infantiles (como varicela o sarampión), etc.

El picor en la piel como síntoma de ciertas patologías

En ocasiones, el prurito responde a un trastorno que no se halla en la propia piel, sino en otra parte del cuerpo. Entre sus causas podemos destacar: alergia, ciertas alteraciones hepáticas, anemia ferropénica, embarazo, reacciones a medicamentos, insuficiencia renal crónica, etc.

Sensibilidad cutánea a ciertos productos

El prurito no siempre deriva de un trastorno específico, pudiendo ser una reacción de nuestra piel a ciertos factores externos que, de algún modo, perturban su delicado equilibrio. Así, algo tan simple como usar una nueva prendas o cambiar de jabón puede desencadenar un molesto picor cutáneo.

¡Acaba con el picor en la piel de una vez por todas!

Es evidente que, cada causa de prurito, sea o no dermatológica, requiere un tratamiento específico para acabar con la comezón. Por tanto, si este es resultado de una alergia o de hepatitis, deberemos tratar la misma para despedirnos de los picores.

Cualquiera que sea el motivo del prurito, te desaconsejamos fervientemente que te rasques. Da igual lo mucho que te apetezca: si lo haces, solo lograrás agravar el problema, entrando en un círculo vicioso del que te resultará difícil salir, por no hablar de que estarás facilitando la aparición de heridas e  infecciones.

Lo que sí te recomendamos, cualquiera que sea la causa del prurito es que comiences a utilizar un buen gel para piel atópica, ya que este tipo de productos cuidan de tu higiene, sin alterar el pH, proporcionándote una óptima hidratación que te será de gran ayuda para combatir el picor en la piel ¿A qué esperas para probarlo?

Redacción Getafe Capital