El poder de una pincelada de color en un lienzo blanco y negro - GetafeCapital.com

El poder de una pincelada de color en un lienzo blanco y negro

GETAFE/Varios (13/01/2020) – Con el trascurrir de los años las costumbres y oficios han ido cambiando y, lo que en otra época era un simple manuscrito hoy se guarda como oro en paño en los archivos nacionales. Y es que, se ha evolucionado tan rápido que las palabras que hoy se deseen conservar en muy pocos casos se harán en papel, y casi en ninguno de ellos se hará a mano. El formato electrónico ha ganado terreno, tanto que en la actualidad los niños prácticamente aprenden al mismo tiempo a escribir y teclear, los libros de ejercicios son sustituidos por ordenadores, y la caligrafía es un arte en extinción. No obstante, la evolución tecnológica también ha aportado una enorme cantidad de ventajas al mundo literario entre las que se encuentran la rapidez de edición e impresión, algo de lo que también se han visto beneficiados otros muchos sectores y negocios. Y es que, imprimir manuales o cartelería para cualquier negocio ahora es mucho más rápido y barato que hace años, especialmente si se trata de impresiones a color.

No obstante, a la hora se hablar de impresiones a color son todavía muchos los que se muestran reticentes al creer que su coste es elevado en comparación con una clásica impresión en blanco y negro. Sin embargo, las ventajas obtenidas al emplear las impresiones a color son enormes, lo que hace que merezca la pena la inversión. Entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Facilita la comprensión. Y es que, cualquiera que trabaje con informes, datos y gráficos podrá confirmar que el cerebro procesa mejor la información cuando los datos son presentados en color que en un aburrido y monótono blanco y negro.
  • Contribuye a generar sensaciones. Algo que los expertos en la materia saben muy bien y que emplean para lograr que los negocios muestren la cara que realmente desean mostrar de su negocio a la par que ponen en valor su marca.
  • Aporta calidad y profesionalidad. No es justo que un trabajo bien hecho se vea deslucido por carecer de colores, ser fiel al formato original garantizará el éxito.

Pero además los colores han sido empleados desde siempre para llamar la atención y destacar determinados aspectos, algo que también se pone en práctica cuando se trata de impresiones.

Resumiendo, no es que el color sea imprescindible, pero lo cierto es que una pincelada de color en un lienzo blanco y negro llamará enormemente la atención.

Redacción Getafe Capital