“Que te vea el médico en tu centro de salud es casi misión imposible”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GETAFE/Reportaje (18/06/2020) – Atención médica telefónica, citas canceladas hasta nuevo aviso y descontento y cabreo entre los usuarios de los Centros de Salud de Atención Primaria y el Centro de Especialidades de Los Ángeles: así es la sanidad pública post pandemia.

Ya han pasado más de tres meses desde que el Gobierno decretara el estado de alarma, allá por el mes de marzo. La pandemia mundial provocada por el coronavirus desató el colapso del sistema sanitario español, en especial en la Comunidad de Madrid, una de las más azotadas por el virus. Las consecuencias en Getafe también se hicieron notar: un Hospital de Getafe colapsado y la paralización de los centros de salud de Atención Primaria, pero también del Centro de Especialidades de Los Ángeles y sus Urgencias.

Se apostó por la atención telefónica para frenar los contagios, pero más de 90 días después muchos de estos centros de salud, repartidos por los distintos barrios de la ciudad aún no han recuperado la normalidad. Conseguir una cita para que te vea tu médico de cabecera se ha convertido casi en una misión imposible en algunos barrios. “Al menos aquí en El Bercial es desesperante. He estado durante 7 días seguidos entrando en la aplicación de Salud Madrid para pedir una cita a mi hija con el pediatra y la respuesta siempre es la misma: No se encontraron fechas libres en los 7 días siguientes a la fecha indicada. Pruebe a realizar otra búsqueda o contacte con otro centro de salud”, narra Mari Cruz mientras lee en su móvil la respuesta.

“Así que llamé. Y tras intentarlo durante varios días, y hablar con una máquina, me pasaron con una persona que me tomó nota y me indicó que al día siguiente me llamaría el médico para valorar si tengo que asistir al centro de salud a consulta de forma presencial o no. Mi consulta era porque a mi hija le habían salido unas manchas en la piel. Es un despropósito. Al preguntar por qué no se ha recuperado aún la normalidad me respondieron que se hace así para evitar aglomeraciones y que hasta que no haya una vacuna es lo que hay. Por lo menos desde hace algunos días cogen el teléfono. Pero esa no es la sanidad pública de calidad que pagamos y queremos todos. Para colmo, solo hay consultas hasta las 18 horas, hasta hace poco solo estaban por las mañanas hasta las 14 horas”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Me siento desatendida”

Isabel aguarda a que la llamen del oftalmólogo desde el Centro de Especialidades de Los Ángeles. “Tenía cita para el 12 de mayo por la mañana y me enviaron un mensaje una semana antes en el que me decían que no acudiera que ya me llamarían. Sigo esperando. Me acerqué para informarme, porque no cogían el teléfono, y me dijeron que iban a ir llamando a los casos más urgentes. Yo tengo desprendimiento de retina, si empeoro me puedo quedar ciega, de ahí que me vean cada 6 meses. Para ellos entiendo que no sea urgente pero para mí sí lo es. He trabajado toda la vida y ahora que estoy jubilada me siento desatendida y soy consciente de que estamos en una situación excepcional, pero 90 días son demasiados. Al final veo que tendré que ir a Urgencias al Hospital, porque en Los Ángeles no están operativas, y la verdad tengo miedo”.

En el artículo 43 de la Constitución Española se reconoce el derecho a la protección de la salud encomendando a los poderes organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. “Y no lo están cumpliendo”, afirma rotundo Félix. “Las consultas son telefónicas. Solo te atienden presencial si ellos lo consideran pertinente. Hay mucha gente mayor que no sabe explicarse por teléfono… Ya nos dejaron morir en las residencias…, merecemos que nos vea un médico en caso de necesitarlo. Entiendo que haya unos protocolos y que los médicos se quieran proteger, pero no es justo”. A Ana le sorprendió que su ginecólogo la llamara para pasar cita por teléfono. “Me dijo que estaban haciéndolo así para establecer prioridades y decidir a quién veían y a quien no. Llevaba 6 meses esperando esta cita y como según el doctor, mi caso no era urgente, sigo esperando que me vean. Entre tanto, tengo reglas muy abundantes y dolorosas y no sé el motivo. Así cada mes”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Olvídate de la rehabilitación”

“Nos contaban que automedicarse no es bueno. Que no se debe hacer. Y ahora estamos todos buceando en nuestros botiquines, con medicinas caducadas, porque no hay forma de que te vea el médico”, narra Conchi. “Si no tienes seguro médico privado mejor que no te pase nada, me decía el otro día una amiga. A mí de momento, sí me han hecho en mi centro de salud, en Sánchez Morate, una analítica. Los resultados me los han dado por teléfono. Pero por ejemplo, en el Hospital me han dicho que no hay rehabilitación, me operaron hace unos meses de una rodilla. Cuando pregunté qué cuándo volvería a haber me dijeron: ‘Olvídate de la rehabilitación’. Tengo 73 años, una prótesis en cada rodilla y más de 45 años cotizados. No es justo, con coronavirus o sin él que nos abandonen”.

2 Comments

  1. Pilar Fernández

    19 junio, 2020 at 14:19

    Casi un mes me supuso conseguir cita para que me vieran una conjuntivitis. Cuando fui al CS de El Bercial no había ni un solo paciente y me miraron los ojos en la distancia.
    A mi hija tuve que llevarla al hospital por una infección ya que lleva sin pediatra y sin poder contactar con uno muchísimo tiempo.
    Que alguien me explique dónde tienen a los sanitarios del CS El Bercial y por qué somos ciudadanos de tercera…Gracias

  2. Hipólito Timoneda

    18 junio, 2020 at 12:19

    Que nos pillen confesados¡¡¡¡¡¡¡
    Después de lo pasado todavía no hemos aprendido, mejor dicho: no han aprendido a corregir los errores. No me extraña para nada.
    Esa es la actitud de los responsables que ni siquiera son capaces de dimitir.
    ¡A LA MIERDA¡¡¡

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.