Cuida la salud de tus pies con un calzado cómodo

GETAFE/Varios (31/05/2021) – Los pies son un elemento esencial en nuestro día a día, lamentablemente no le prestamos la dedicación y cuidados que merecen hasta que ya es demasiado tarde o hasta que estamos empezando a sufrir un problema, eres consciente que usar unas gafas de muy mala calidad pueden dañar tu vista de forma irremediable, entonces, ¿Por qué usas un calzado de mala calidad?

Son muchos los problemas que nos puede acarrear usar un calzado inadecuado, tacones, calzado de mala calidad que nos provoquen sudoración excesiva, con una plantilla de mala calidad o de materiales inadecuados forzaremos la posición natural del pie y nos provocará dolores al caminar. Ahora que llega el buen tiempo, trata también de evitar en exceso el uso de sandalias o chanclas que no nos ajusten correctamente el pie.

El uso de un buen calzado es muy importante, no olvides que nuestros pies están soportando todo el día el peso del cuerpo por lo que es una zona muy deliaada y en la que sufrimos lesiones con frecuencia en articulaciones, ligamentos con un buen calzado ayudamos a proteger el pie de todos los elementos externos que pueden dañarlo.

Ventajas de usar un calzado cómodo

Las ventajas de usar un calzado comodo para andar mucho son muchas, pero la podemos reducir en una sóla, mejorar la salud de nuestros pies y evitar lesiones y dolores a largo plazo, algo que además tenemos que cuidar mucho más si realizamos un trabajo en el que pasemos muchas horas de pie.

Pero no sólo para la salud, un buen calzado nos va a permitir estar activos más tiempo, si pasas largas jornadas trabajando de pie o realizas caminatas de larga distancia. Muchos de los dolores de espalda, de articulaciones o cansancio vienen provocados por problemas en el pie, un calzado mal ajustado, poco flexible o una plantilla demasiado dura harán que el hecho de caminar no sea nada placentero para nosotros.

Ventajas

Veamos las ventajas de usar un calzado cómodo en nuestro día a día:

 

  • Mejoran la postura del pie, evitan que tengamos malas posturas al andar
  • Mejoran la circulación de la sangre en las piernas
  • Nos evitan dolores y lesiones a largo plazo
  • Nos permiten estar más activos durante todo el día ya que tenemos los músculos más relajados

Muchos de los problemas más comunes en los pies, tales como callos, espolones, juanetes pueden verse provocados o empeorados por el uso de un calzado que no se ajuste a lo que necesitamos, calzados que no transpiren, demasiado ajustados o con materiales inadecuados que no sean flexibles, etc.

Marcas como Winner Sport trabajan para poder ofrecer una línea de calzado para hombre / mujer, deportivo y casual que además de tener un bonito diseño ofrezcan las mejores calidades y se convierta en un cómo calzado para poder usar de diario y a la hora de realizar deporte.

Con el uso de un calzado cómodo la fatiga se reduce, puede prevenir enfermedades y problemas de los pies y otras articulaciones, y proporcionar una salud que es difícil de lograr si usamos calzados de mala calidad. 

Elegir un buen calzado

A la hora de comprar calzado cómo hay que tener en cuenta varios factores que van más allá del precio del calzado, aunque no debemos descartar un calzado por ser barato, pero hemos de analizar si cumple con los factores que nos van a permitir disfrutar de él.

  • Plantilla: Lo primero que debemos revisar en un calzado es la plantilla, que se ajuste de forma correcta a nuestra planta, materiales como el látex permiten obtener plantillas muy esponjosas y resistentes para que sus cualidades no se pierdan con el paso del tiempo.
  • Talla y ancho: Elegir una talla correcta es otra parte que no debemos descuidar, no compres zapatos estrechos esperando ajustarlos con el uso o zapatos demasiado grandes a niños que luego rellenarán porque mientras van a provocar problemas y dolores a sus usuarios.
  • Materiales: Los materiales sintéticos se usan cada día más en sustitución de los naturales con muy buenas calidades, debes revisar además los forros interiores que sean transpirables lo que nos va a permitir evitar la sudoración en los pies y problemas derivados de eso.

Otro punto al que debemos prestar atención es la vida útil de los zapatos, cuando la suela está desgastada no apoya de forma uniforme en el suelo, por tanto nuestra postura al andar será inadecuada, forzada y nos llevará dolores musculares o de ligamentos.

También debemos tratar de no usar de forma continuada un mismo calzado, es decir, si trabajamos de pie o si salimos a caminar largas distancias es buena idea alternar con dos zapatos / zapatillas distintas, incluso a media jornada, de esta forma le damos un respiro a nuestro pie y permitimos que el calzado logre recomponer su forma y sus propiedades para poder seguir disfrutando de un cómodo calzado.

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.