Tecnología para el bienestar de los mayores

GETAFE/Reportaje (04/06/2021) – La Casa del Mayor del Ayuntamiento de Getafe inicia un proyecto para que los mayores que disfrutaban de las actividades municipales en sus centros habituales continúen siendo partícipes de ellas desde sus hogares.

“En Getafe los mayores van en pandilla”, afirma Cristina Gallardo, terapeuta de la Casa de Mayores de Getafe. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia, la soledad se convirtió en la protagonista del día a día de muchas de estas personas. Por ello, la Casa del Mayor ha trabajado en un proyecto pionero con el fin de “recuperar las capacidades que se han visto más mermadas, frenar el deterioro cognitivo y ayudarles a volver a relacionarse”.

33 personas que llevan años participando en los eventos de los centros de mayores de la ciudad y que, por dificultades de movilidad, actualmente no puedan desplazarse hasta los lugares de siempre, podrán continuar realizando diferentes actividades desde sus domicilios, con un dispositivo que les permitirá mantener contacto directo con la Casa de Mayores y viceversa.

Las actividades presenciales se retomaron en junio, con grupos muy reducidos de entre 5 y 8 personas, a día de hoy se ha recuperado gran parte de ellas, contando con un total de 1.300 personas y 140 talleres. Por lo tanto, con este proyecto será la Casa del Mayor la que se desplace hasta los hogares. “La mayoría de la gente ha tenido una buena respuesta hacía esta iniciativa, pero también hay gente a la que le da más reparo o incluso hay a quienes realizar las actividades en casa no les apetece. En algunos casos la iniciativa ha tenido mejor acogida para los hijos que para ellos”, confirma Pilar Ruiz, terapeuta de la Casa del Mayor.

Funcionamiento del dispositivo

“Este es un sistema diseñado para que personas mayores que tengan nulos o escasos conocimientos tecnológicos puedan comunicarse, en este caso, con la Casa de las Personas Mayores, no solamente para que los acompañen, sino para que puedan hacer algún tipo de terapia y así relacionarse”.

En cada domicilio se instalará un set top box, es decir, un accesorio para la televisión que hace de la televisión inteligente un dispositivo aún más listo, y que incluirá un mando serigrafíado con botones sencillos de entender y usar. Además, se instalará una cámara encima de la televisión que “cuenta con todas las medidas de seguridad para evitar que alguien ajeno al círculo cercano que nosotros definimos pueda entrar. La cámara se apaga y se enciende sola al aceptar la llamada y al colgarla. Una vez terminada la llamada, la conexión se cierra y se bloquea. Además, se instalará un módem para que aquellos usuarios que no dispongan de ello tengan acceso a internet”. Esta aplicación cuenta con varios tipos de canales: un canal de contacto, a través del cual se podrá llamar a la Casa del Mayor o a los familiares que el usuario quiera registrar, un canal de álbumes de fotos y vídeos y un canal de calendario, donde se apuntarán las sesiones y actividades de los centros de mayores, así como las videosesiones. Además, a modo de agenda, permitirá añadir eventos personales como citas médicas.

Actividades que se desarrollan

En el proyecto participan 4 terapeutas, 4 animadores socioculturales y 2 psicólogos. “Dependiendo de lo que se quiera trabajar atenderán unos u otros. Si queremos hacer una actividad de mantenimiento físico, atenderemos los terapeutas. Si es algo que está relacionado con el ocio o cultura, le atenderán los animadores y si hay algo que trabajar a nivel emocional, las psicólogas”, confirma Pilar Ruiz. Por el momento, se desarrollará una atención diaria con sesiones de 30 minutos en directo, de forma que “se podrá dedicar más horas porque se puede, por ejemplo, trabajar en una ficha cuando la persona quiera y luego hacer un refuerzo en la video atención. También se pueden subir vídeos del contenido en digital que hemos ido generando a raíz de la pandemia. Además, la persona mayor puede entretenerse viendo este tipo de actividades desde casa, vídeos de contenido emocional o que estimulen la memoria. Esto se queda guardado, es un canal más y nosotros vamos incorporando la programación”, afirma Cristina Gallardo.

Por el momento, las sesiones se llevarán a cabo de forma individual con el fin de realizar una atención más concreta, pero se contempla la posibilidad de, en un futuro, hacer talleres en grupo, a través de esta vía.

Primera toma de contacto

Chelo, vecina de Getafe que lleva 10 años disfrutando de las actividades ofrecidas por la Casa de Mayores, ha tenido la oportunidad de ser una de las primeras en probar esta aplicación y afirma que “me gusta mucho esto por la comodidad. Puesto que ahora no podemos ir, me parece extraordinario. Aunque allí tienen todo con muchas medidas de seguridad, yo he cogido miedo”. Sin embargo, recuerda con nostalgia las actividades presenciales. “Allí lo pasábamos muy bien, estábamos acostumbrados a estar con 20 personas o más. Además, tenías la oportunidad de arreglarte, ya que ahora hay veces que con el traje de noche paso todo el día. Nos ha cambiado mucho la vida”. A pesar de ser un recurso meramente tecnológico y las dificultades que ello puede causar a una persona de avanzada edad, “resulta muy fácil manejarlo, pero hasta que lo vayas entendiendo, al no estar acostumbrada, siempre dudas un poco. Yo no entiendo nada de ordenadores, pero esto me parece muy sencillo”, afirma Chelo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.