El jardín vertical atacado y protegido

patrullapoliciajardin_jun2014Durante las fiestas un incidente supuso que ahora el jardín vertical esté en peligro «de muerte». En el depósito que abastece al riego de las plantas se echó durante estas señaladas fechas un líquido abrasivo, presuntamente lejía, que ha dejado dañadas las plantas que decoran la pared, de tal forma que aún se está evaluando el impacto y puede que sea necesario cambiarlas. Un gasto que correría a cargo de Parques y Jardines, que es quien realiza el mantenimiento de esta instalación.

Desde entonces, la Policía Local ha estado custodiando al jardín vertical. Las 24 horas del día y los siete días de la semana, lo que supone un coste importante en medios humanos y materiales para las arcas municipales, además de desviar recursos que podrían estar velando por la seguridad pública. Solo al ser preguntado el Gabinete de prensa municipal sobre esta presencia y durante cuánto tiempo se iba a realizar la vigilancia permanente de la instalación, se han tomado un descanso, para volver nuevamente a custodiar las plantas.

El jardín vertical fue uno de los proyectos estrella de Juan Soler para revitalizar la calle Madrid y uno de los más controvertidos y criticados por la oposición por el alto coste que suponía que rondaba los 300.000 euros por su construcción a lo que hay que sumar el mantenimiento. Durante estas dos semanas, el resto de partidos no se han pronunciado ni alzado la voz por este trato privilegiado que se le estaba dando al jardín vertical.

Raquel González - Directora Grupo Capital