De los despedidos de LYMA, el POSI y los Plenos agotadores

GETAFE/Asiento en el Pleno (18/09/2017) – Confieso que he necesitado unos días para ‘reponerme’ del dramático Pleno que vivimos el pasado miércoles. No solo del Pleno. De toda la tensión acumulada los días previos. Porque esta cita se fraguó en varios niveles: emocionales, jurídicos y políticos. No ha trascendido en exceso, pero Ahora Getafe ha estado a punto de saltar por los aires (una vez más, pero esta parecía de verdad). Y voy a empezar por aquí, porque un Pleno es ante todo un escenario político, aunque algunos lo confundan con un espacio sindical o un tribunal judicial.

La bomba llegaba con dos nombres: Enrique Herrero y Javier Alcolea. Ambos militantes del POSI y, merced a una candidatura de unidad popular que poco tiene de unida, concejales de Ahora Getafe. Presentaron una moción a nivel personal, sin el respaldo de su partido, que de hecho aprobó por mayoría no respaldarla. Se saltaron la disciplina de partido para hacerlo por su cuenta y riesgo, en un órdago a grande que ponía en la cuerda floja la precaria estabilidad del partido. Pidieron además votación individual (hubiera sido la primera vez en esta legislatura). Vamos, que a partir de ahí, Ahora Getafe era historia.

De fondo, la readmisión de los despedidos de LYMA. Y en este tema los dos concejales del POSI olvidaron que además de sindicalistas son políticos y que además de responder a los 26 despedidos, lo hacen ante 20.000 vecinos que les votaron. No valoraron y jugaron durante una semana la carta de la presión para sacar su moción adelante, en una suerte de endiosamiento al que les alzaron en asambleas y declaraciones en redes sociales. Les salió bien, eso no voy a negarlo: consiguieron que la proposición saliera adelante apoyada por toda la oposición y sin ni siquiera tener que dar la cara. Acuerdo in extremis, retirada de su moción, en pro de la modificación de otra de Ahora Getafe. Pero habrá precio a pagar. Ya lo veremos.

El fondo: los despidos de LYMA

He ido cambiando de opinión sobre el asunto de los despidos de LYMA a lo largo de estos ocho meses. He escuchado muchas voces, de uno y de otro lado, interesadas y no. Y el tema es tan complejo que una, sin ser jueza ni versada en derecho, se ha llevado en ocasiones por el corazón y otras por la razón. He llegado a la conclusión de que mi verdad, la mía al menos, está en el punto medio. Entiendo los dramas personales de los despedidos (también los de otros que no han tenido la suerte de tener un trabajo como este y siguen en paro) y sus testimonios, gritados y escupidos en el Pleno, nos han hecho estremecer. Muy poco corazón hay que tener para no conmoverse con las historias, para no saltarse las lágrimas ante la desesperación de los afectados. 

Comprendo también, y de ahí mi encrucijada moral, que el Ayuntamiento no puede hacer ‘la vista gorda’ ante un presunto delito, que debe ser ejemplar y aplicar la ley. “El que la hace la paga”, se diría. Pero el Ayuntamiento tiene al frente a políticos, no a funcionarios. La política tiene su margen de flexibilidad y condiciona la actividad ejecutiva puramente legal. Y yo me pregunto, ¿había alguna posiblidad legal de una gradación en las ‘sentencias’ de despido? ¿Quién dijo que tenía que ser el despido sí o sí? Creo que ahí está la clave: porque el convenio colectivo deja la puerta abierta y a él se acogen unos y otros para justificar posturas contrapuestas.

No creo en la tabla rasa. Ni de uno, ni de otro lado. Con lo que conozco, creo que no todas las circunstancias son iguales y así como pienso que no todos merecían el despido, creo que tampoco todos deben ser readmitidos. Ante tanta intoxicación de uno y otro lado, con argumentos incompletos y sin aportar documentación, creo que una vez más la transparencia es la clave. La comparecencia del concejal responsable aprobada en Pleno no debería demorarse: las cartas sobre la mesa. 

Lo más curioso de todo (y ahora ya sí voy al Pleno) es que a río revuelto, ganancia de pescadores. Y el mejor pescador vuelve a ser el PP. Sin haber movido un dedo, sin haberse reunido con los despedidos de LYMA, sin siquiera tener en su ADN un ápice de sensibilidad hacia el trabajador, salieron ovacionados del Pleno por los propios trabajadores de LYMA a los que oprimieron y utilizaron (véase la crítica que le lanzó una trabajadora a Soler) en su legislatura. Eso es hacer Pleno… al quince. Son los únicos que ganaron… Y algunos deberían preguntarse por qué. 

Raquel González - Directora Grupo Capital

9 Comments

  1. Paqui

    22 septiembre, 2017 at 12:30

    Buenos días agradecer a eva y jesus berja su comentario.Y ahora conpañero decirte que no estamos mintiendo.Que estas hablando de un 80 por ciento de la plantilla de lyma que están de acuerdo de los despidos eso es mentira y lo saves.Yo respeto todas las opiñones,
    Yo acepto que comenten cualquier error conmigo pero no acepto las mentiras porque esas no son errores,son decisiones con intenciones.No puedo entender que sin tan claro lo tienes te escondas,no puedo comprender que puedas decir que somos cara duras vagos,conflictivos y que hemos delinquido, estas cometiendo un error y esto se te a idó de las manos,son injurias, eso un delito esta penado .Pero claro por eso te escondes y no das la cara si están tan seguro porque lo haces de esta manera .Mira estas poniendo en entre dicho la trallectoria de los trabagador@s despedidos hay conpañer@s que llevaban 28 años otros 18,19 o 12 años y el que menos 7 años cuando muchos de ellos no tenemos ni un expediente sancionador ni diciplinario.Cómo puedes juzgar de esta manera con tanta precisión de hacer tanto daño de verda, tu has visto lo que as escrito .Sín tas malos eramos porque no,nos despediron antes conpañero.Es más si tan informado estas creo que se te olvida algo en marzo se aprobó en el pleno que les proporcionaran los expedientes sancionadores a los grupos municipales y toda la inforación,se aprobó por mayoria.Al día de hoy después de 6 meses siguen sin hacer entrega de esa documentación. AHORA TE PREGUNTO PORQUE NO SE HA ENTREGADO
    Que se quiere ocultar,estos no han sido despidos judiciales si no políticos y si queremos transparencia porque no se entrega esa documentación.
    Hay tres sentencias a favor de los trabagador@s el juez admite que en las sentencias y que en el proceso del despido hay tres incumplimientos por parte de lyma.En el procedimiento sancionador que afecta el derecho al trabajador,estas sentencias demuestran que el procedimiento no se hizo con plenas garantías e incumpliendo algunos artículos de la normativa en vigor . No te lo digo yo si no un juez ¡y ahora te pregunto¡tanbien miente el juez.Y en nuestro conveño tenemos medidas correctivas donde se puede sancionar desde un día de enpleo y sueldo hasta 6 meses.Pero jamas un despido es una medida excesiva y mata alas personas en vida social mente y laboralmente.Y las ayudas sociales vienen contempladas en el conveño.Sí ahora no te has preguntado ya que juzgas con tanta contundencia donde va el dinero supuestamente que no se cobra si los trabajadores no entregan las facturas que pasa supuestamente con el dinero que sobra .Y por supuesto la misma vara de medir para tod@s no lo olvides.Un precio muy alto conpañero a pagar por unos echos que no han quedado acreditados ni probados.Presunción de inocencia asta el último momento. Y TE REPITO NO LO DIGO YO SI NO UN JUEZ.
    Y no creo que tengas el derecho de hablar de las familias .
    Las personas cambia por dos razones aprendieron demasiado o sufrieron lo suficiente a si que te pido un favor no pisotes más con tus comentarios alos despedid@s de lyma basta ya .
    No ponga en entredicho su trallectoria labora porque eso no es justo .Y te vuelvo a repitir respeto tu opiñon pero sin mentiras.Nosotros no mentimos lo dice un juez no nosotros.Y ahora agradezco de todo corazón a cgt que es tubo desde el minuto uno con todos al Posi y a sus dos concejales sois grandes Enrique y chavis, a uso
    ,a la plataforma de todos somos zarco ala asociación de vecinos de aires nuevos .A todas las personas que no son de asociaciones ni pertenecen a sindicatos solo con su nonbre y apellidos.Y sobre todo alos conpañer@s que desde el mismo día del despido es tubieron a nuestro lado y siguen estando.Después de la lucha que llevamos agradecer tanbien al comité de empresa que se pida la readmision de los despedidos y a ccoo de la comarca y del ayuntamiento se agradece que ahora se sumen a pedir la readmision de los despedid@s bien venidos sean todos.Y me siento orgullosa de esos conpañer@s de mañana,tarde y noche que con su labor,su esfuerzo y sudor sacan adelante a la empresa lyma y las medallas y los premios se lo merecen los trabajadores y trabajadoras de la empresa no la direcion.
    ESTAMOS luchando por el derecho de los trabagador@s a poder organizarnos a que se cumpla la ley y la dignidad y el derecho de tod@s.
    . De esta lado está la poesía si se junta la poesa y la dignidad no se puede tener mejor armas pan ,trabajo y dignidad
    Que viva la lucha de la clase obrera y por su puesto que se cumpla lo que se aprobo por malloria en el pleno readmision inmediata para los despedid@s de lyma ayuntamiento de getafe un saludo y muchas gracias .

  2. jesus bejar

    19 septiembre, 2017 at 23:57

    parece que el que firma “no mintáis mas” sigue la moda cobarde de no dar la cara y asi poder mentir e insultar impunemente. Da la cara para que podamos debatir. si no puedo pensar que eres un facha y un provocador.

    • -

      21 septiembre, 2017 at 10:10

      Llamar facha a otra persona por no pensar como tú. Si es que os desacreditáis solitos…

      • Gorgonio IV

        23 septiembre, 2017 at 13:24

        No te está diciendo que puede pensar que eres un facha por no pensar como él: sigues mintiendo.

  3. No mintáis más

    19 septiembre, 2017 at 15:00

    Lo digo abiertamente, Raquel, sí que te has mojado y el comentario de Eva es la prueba, otra cosa es que no te has mojado en la parte fácil y agradecida sobre la que se manifiestan todos los opinadores ventajistas pero considero que tienes razón. Valga como muestra de la hipocresía reinante que, siendo trabajador de LYMA, no puedo expresarme con mi verdadero nombre porque corro el riesgo de crucifixión social por los autoerigidos voceros públicos de la empresa, que son casi todos de fuera de la empresa.

    Hablando de hipocresía, sería muy aclaratorio poder hablar uno a uno, discretamente, con todos los trabajadores de la empresa y comprobar que el 80 % está a favor de la mayoría de los despidos porque son unos caraduras que se han aprovechado de los derechos de todos. Además, buena parte de ellos, son gente conflictiva de esos que nadie quiere trabajar con ellos porque no trabajan, de esos que dan mala fama a los trabajadores por su actitud pasota, de esos que amenazan a sus compañeros si no se pliegan a sus caprichos o a sus encargados si les quieren hacer trabajar. Son tan valiosos que alguno cobraba a los otros por la gestión de falsificar las facturas. Unas joyas de la corona.

    Preocupa mucho que los sindicatos ahonden su tumba diciendo que defienden a los trabajadores pero a qué trabajadores ¿a los que son señalados con el dedo por culpa de otros? ¿a los que han delinquido perfectamente conscientes de lo que estaban haciendo? ¿a los que han agredido a sus compañeros por no hacerles caso y no hacer trampas? Dicen que tienen familias que se quedan en la calle. Eso es verdad y da pena pero solo tienen la culpa ellos y tenían que haberlo pensado antes de delinquir, que no tienen 8 años. Pero si lo miras con perspectiva, podría beneficiar a otros tantos trabajadores honrados que ocupasen esos puestos.

    Decía que los sindicatos se equivocan mucho tomando el camino fácil e irresponsable pero no es la primera vez. Les gusta levantar mucho la voz pero no saben lo que dicen, se encaran con quien les lleve la contraria en vez de averiguar si tienen razón, de preocupan más de rivalizar entre ellos que en pensar en quienes les han elegido y terminan haciendo aberraciones como cuando salieron de una reunión presumiendo de haber anulado la sanción a un trabajador. Lo malo es que estaba sancionado por acosar sexualmente a una compañera.

    A la compañera Eva parece que le gustan los refranes. A mí también:
    La absolución del culpable es la condenación del justo
    Una boca y dos orejas tenemos, para que oigamos el doble de lo que hablemos

  4. Eva

    18 septiembre, 2017 at 20:50

    Vaya por delante mi enhorabuena, por la suerte que tienes que en pocos días te hayas “repuesto”, algunos llevamos 8 meses si “reponernos”, es más, creo que de esto no nos “repondremos” nunca.
    Raquel, me alegro que hayas cambiado de opinión, lo que no sé es lo que opinabas antes y lo de ahora, pero ánimo, en el medio se está muy bien, ese equilibrio salomónico de mitad-mitad, aquí no sirve.Para no mojarte, es mejor no ir a pescar.
    Si nombras el Convenio, he de suponer que lo has leído, pero debiste de saltar por alto el principio básico de las sanciones, que es el de ser una fórmula correctiva y NO represiva, échale otro vistazo.
    Sí, tienes razón, son la bomba y no olvidaron la piel sindicalista; otro, en pleno Pleno y mirando a los despedidos, la proclamó, y si alguna vez la tuvo, la olvidó y nada retuvo. Y la cara? La dan, no tengas dudas, la vemos y apreciamos más que a tu pluma.
    En nuestras asambleas no hay dioses, ni se les nombra, ni se les alza. Hay vidas rotas que tratamos, con corazón, con piel y razón, de que vuelvan a tenerla. Y sin duda, cuando la vuelvan a tener, alguien lo va a pagar. Lo veremos y lo disfrutaremos.
    Como veo que te gustan tanto los refranes, ahí te dejo dos:
    A quien mucho miente, le huye la gente.
    Alcalde tonto, sentencia pronto.

    • Gorgonio IV

      19 septiembre, 2017 at 17:55

      Enhorabuena por su comentario, Eva, tan repleto de humanidad y tan distinto de algunos comentarios de radio y prensa local. Por cierto, que no sé qué “virus” ha afectado en los últimos tiempos al mundo periodístico getafense, pero cierto es que a algunos nos tienen desconcertado, aunque quizá menos que a ellos, los periodistas mismos. Se palpa cierta inquina recientemente, y se dispara, con fuego real, hacia las mismas posiciones siempre. Servidor, por si las moscas, se retira a su trinchera de protección oficial hasta que pase lo peor. O hasta que llegue la orden de alto el fuego. Desde arriba.

  5. jesus bejar

    18 septiembre, 2017 at 18:30

    vas a ir al cielo Raquel..si es que hay cielo claro…

  6. Leandro Merino

    18 septiembre, 2017 at 16:18

    Es más grave todavía de lo que tú dices porque el Partido Popular sí que tiene vela en este entierro: El Director de Recursos Humanos de LYMA es Marcos Oviedo, un oscuro personaje que accedió al ayuntamiento como cargo de confianza de Mirene Presas, es decir, es del Partido Popular aunque cualquiera en su sano juicio se pregunte qué hace desempeñando un puesto tan delicado para un gobierno de otro color. ¿Por experiencia o capacitación? No lo creo, en tanto, en cuanto procede de una empresa de construcción donde realizaba otras labores que nada tienen que ver con las actuales.
    Solo falta saber lo que todos se preguntan ¿Es un renegado del PP y por eso está ahí o es un infiltrado del PP que les hace el caldo gordo mientras en el PSOE están despistados? Y ¿Cuál ha sido el nivel de su intervención en este culebrón cada día más enredado?