Y la censura de Juan Soler sí existió

Juan Soler y Fernando Lázaro.

GETAFE/Editorial (14/09/2017) – “A mí me crucificasteis porque me negué a retirar el periódico GETAFE CAPITAL de Juan de la Cierva”. La frase fue lanzada por una trabajadora de LYMA en el Pleno de ayer, directa a Juan Soler, ahora portavoz (a ratos) del PP pero en el tiempo al que se refiere esa afirmación, era alcalde de Getafe. Un regidor sectario, obsesionado con acallar cualquier voz discordante, en este caso la del periódico GETAFE CAPITAL, que trató de visibilizar los desmanes del anterior inquilino de la Alcaldía.

Ya entonces denunciamos la campaña que se había orquestado desde el PP para retirar el periódico de las calles. Este periódico incluso llegó a denunciar al concejal Fernando Lázaro (hoy investigado por otras causas) al tener conocimiento de un whatsapp que se distribuyó en el que se pedía que cualquier ejemplar que localizaran se enviara “a la basura”. Lo que no se conocía hasta ayer era que al parecer también se había utilizado a los trabajadores municipales de LYMA para proceder a la retirada del periódico. Aún más grave.

Durante cuatro años, los cuatro en los que el PP de Juan Soler estuvo en la Alcaldía, este medio aguantó que se le discriminase en el reparto de publicidad, que se le prohibiese la entrada en las ruedas de prensa, que se negase información y entrevistas, ha comprobado como se orquestaban campañas de difamación a través de libelos sin firma…

Por eso desde GETAFE CAPITAL queremos dar las gracias a aquellos que defendieron la libertad de expresión y de información, en momentos que el viento no soplaba a favor. Y en especial a esa trabajadora que ayer tuvo la valentía además de decírselo a la cara a Juan Soler. A pesar de las represalias, fue capaz de poner por encima los valores fundamentales de una Democracia, aunque haya quien piense que son papel mojado. Gracias por creer en el periodismo. Gracias por defender la libertad. Hoy tenemos un poco más de fe en las personas. 

Redacción Getafe Capital

2 Comments

  1. Pingback: De los despedidos de LYMA, el POSI y los Plenos agotadores - GetafeCapital.com

  2. Leandro Merino

    15 septiembre, 2017 at 12:40

    Esta gentuza hizo de todo y todo malo: No solo han censurado y estrangulado económicamente a todo el que no les bailaba el agua, maltrataron sin miramientos a los ciudadanos críticos con su gestión y tuvieron un comportamiento despótico, soberbio y altanero con los trabajadores, exhibiendo unos tics dignos del feudalismo más recalcitrante.
    Culpaban al primero que pasase por delante de sus numerosos errores, se pasaban las normas por el forro de sus caprichos (lo de fumar en los despachos, empezando por el mismísimo alcalde, fue el menor de sus desmanes), promocionaban a gente sin razón aparente, para causar malestar en sus compañeros, y de la misma manera otro día lo fusilaban al amanecer.
    Con los proveedores pasaba igual, con las asociaciones, con las empresas, con los artistas y con cualquiera que no tragara con sus caprichos de niño consentido. Una lástima que gentuza así pueda gobernar una ciudad como Getafe. Nunca llegarán más alto ni Getafe caerá más bajo.