80 perros en busca de hogar

GETAFE/Reportaje (10/05/2019) – En Getafe hay censados unos 7.000 perros, pero las estimaciones que se hacen desde la policía local, donde se tiene en cuenta el número de casas bajas y de fincas que hay en el municipio, es que pueden llegar a los 26.000. Algunos de esos animales, no solo perros, también gatos y otras mascotas como cobayas o conejos, acaban en el Centro de Protección Animal (CPA) de Getafe después de ser abandonados. Ahora conviven en el centro 80 perros y 60 gatos, a los que se trata de buscar un hogar. “No es fácil, porque la mayoría de perros que quedan en el CPA son animales bastante mayores y grandes. Los perros pequeños tienen mejor salida”, confirma Antonio de María, gerente de  Lyma, la empresa municipal de Limpieza y Medioambiente que desde hace 7 años asume la gestión de este servicio junto con Hydra que les da soporte las tardes y con la recogida 24 horas de los animales.

La gestión del CPA atravesó una grave crisis hace ocho años y en 2012 se decidió hacer una transferencia de servicio a la empresa municipal  Lyma. “El centro estaba en un estado bastante lamentable: se hicieron unas cuantas inversiones y se puso un par de trabajadores de Lyma para limpiar los cheniles y atender a los perros. La atención veterinaria en esos primeros momentos era bastante precaria”, certifica De María. “Cuando llegamos nosotros en 2015 vimos que era necesario aumentar personal y hacer algunas obras para mejorar la infraestructura”.

Un paseo por el CPA

Según un informe del Seprona, el CPA de Getafe es uno de los mejores centros para animales de la Comunidad de Madrid. En un paseo por sus instalaciones GETAFE CAPITAL pudo ver cómo se trabaja con los animales y la limpieza del espacio. “No es porque hayáis venido, cualquiera puede venir en cualquier momento que todos los días hacemos el mismo trabajo de limpieza”, explica Pedro Quintanilla, jefe de servicio del CPA y gran amante de los animales. Ahora son cuatro los trabajadores de Lyma que están en el centro y que se ofrecieron voluntarios para el trabajo. “Todos tienen formación adecuada y específica”, explica De María. El apoyo en las labores diarias de Hydra es fundamental. Ellos cubren las tardes, donde lo principal es la vacunación o las medicaciones. Durante los fines de semana también apoyan el tema de la limpieza.

La primera novedad que se observa al llegar a las instalaciones es el solado de la entrada. “Era un barrizal y cuando llovía era impracticable”. También se consideró una prioridad mejorar la calefacción con la que cuentan los animales en los cheniles y que en los últimos años no funcionaba. Se han mejorado los problemas de humedades y se han delimitado patios para no mezclar perros que pueden dar lugar a peleas. Mientras se limpia el interior, los perros salen a una zona abierta donde disfrutan de un rato de carreras y relax.

Los 29 cheniles y las 3 gateras con los que cuenta el centro están al máximo de su capacidad. Incluso en los que son individuales, tienen que acoger a dos perros. “Buscamos que sean perros compatibles. No es la mejor solución, pero tenemos que buscarle un sitio a los animales que llegan”, cuenta Quintanilla. Cuando llega un nuevo animal, le ponen nombre: algunos llegan a pasar el resto de su vida en el CPA. A los perros agresivos se les separa del resto. Solo si son irrecuperables se les sacrifica. “Siempre por prescripción veterinaria. Nosotros no sacrificamos animales”.

Cuentan con un veterinario que acude cuatro días a la semana, cinco horas al día. “Tenemos una sala de curas pero se pueden hacer cosas muy básicas: esterilizar alguna hembra, por ejemplo. Pero luego tenemos un veterinario 24 horas y una clínica también concertada por si hay algo complejo”, explica De María. Los animales abandonados se recogen a cualquier hora del día, la policía se pone en contacto con Hydra cuando llega un aviso y ellos se encargan de hacer la valoración y si es necesario, llevarlo al hospital.

A la semana llegan dos palés de comida para los animales, algo que han mejorado en los últimos años. “Antes se compraba un pienso muy barato que los animales ni siquiera querían. Ahora también tenemos pienso light para los animales que lo necesitan, hipoalergénico, el de cachorros y uno de gran calidad para el resto de los animales”. De María niega de plano que los animales tengan poca comida: “En ocasiones están incluso sobrealimentados”.

Fomentar la adopción, cuenta pendiente

Muchos de los perros son mayores, grandes y llevan mucho tiempo en el centro, por lo que su salida a una familia es difícil. “Queremos trabajar en fomentar la adopción y hacer una campaña a través del Ayuntamiento y las redes sociales”, explica De María. Los animales que llegan al centro se registran, se les hace una revisión, se les vacuna y se les coloca el chip si no lo tienen. En caso de contar con él, se busca a su propietario para su devolución. “Nos hemos encontrado animales que incluso les arrancado el chip”, comenta horrorizado De María.

Con la cercanía del verano y las vacaciones, la campaña de animales abandonados se intensifica. “En estas fechas pueden venir hasta 10 o 15 perros”. Suelen tener buena salida. “Suelen ser perros pequeños; el típico regalo de Reyes que en vacaciones no se lo pueden llevar”. No hace falta ser de Getafe para adoptar en el CPA. “Hace poco vino una pareja de Barcelona que se había enamorado de un cachorro que habíamos recogido”. A través de la página de Facebook GetafeAdopta, Hydra pone imágenes de los perros para buscarles hogar. Las jornadas de puertas abiertas que se comenzaron fueron también en un primer momento una fórmula de salida para los animales, aunque en las últimas fechas ha decaído el interés.

En el caso de los galgos, por ejemplo, “hay una asociación con la que colaboramos que les suele encontrar hogar con rapidez y los tiene en acogida”.

Colonias de gatos y gatos domésticos en el CPA

En el CPA cuentan con unos 60 gatos domésticos y dos colonias salvajes, que entran y salen del recinto con libertad: tienen una zona acotada, que se limpia periódicamente y donde se les alimenta y tienen un espacio a cubierto en el que pernoctar. “Cuando recogemos animales de otras colonias del municipio es Medioambiente quien dictamina si van a otra colonia, si van a un solar o si van al CPA. Los gatos están todos castrados”. Hay mucha confusión sobre la responsabilidad de las colonias en el municipio y De María explica que es Medioambiente quien las gestiona: “Nosotros hacemos la captura cuando nos lo requieren”.

Voluntariado

En el centro han tenido voluntariado, sobre todo para atender a los gatos. “Pero empezaron a publicar vídeos en las redes que eran malintencionados: eran unos animales que venían de un cubo de basura heridos, que alguien los había tirado y sacaron fotos diciendo que ese era el estado en el que los teníamos nosotros. Muchos de esos gatos salieron adelante gracias a las medicinas y a las curas que les dimos”, explica De María. No vieron otra opción que “rescindir el acuerdo de colaboración que teníamos”. Están abiertos al voluntariado, pero piden compromiso y atender a las normas y los horarios. “En ocasiones no hacen caso de las recomendaciones, los alimentan con comida que no es adecuada o no respetan las horarios”. Ahora mismo no cuentan con voluntarios, pero están abiertos a ello “siempre y cuando sea gente responsable que quiera ayudar”.

Durante 2018 se ha producido un descenso de entrada de perros de un 26% con respecto a 2017. A la contra se ha producido un incremento respecto a 2017 de un 29 % de entrada de gatos durante este año

 

Raquel González - Directora Grupo Capital