Aire fresco y posos rancios

GETAFE/A fin de cuentas (19/06/2019) – Aquí estamos. Nueva legislatura al fin. Aire fresco para todos aquellos que hemos vivido con agonía los últimos meses, e incluso años, del ya pasado mandato. Las relaciones se enquistaron, el ambiente en el Pleno se fue enrareciendo, los concejales que sabían que no seguirían tampoco ayudaron… Y llegaron las elecciones que han clarificado el panorama. Ahora hay que gestionar los resultados y Sara Hernández tendrá la misión de comandar un Gobierno que ya no estará acogotado por ser un fuerza minoritaria, y que tendrá la oportunidad de elegir con quién pactar. No será rehén de nadie.

Sin deuda con los bancos, con la posibilidad de aprobar presupuestos, con una situación económica al alza, es el momento de sacar adelante proyectos, de poder desarrollar un proyecto de ciudad que por diversas circunstancias se ha complicado a lo largo de la legislatura. Bien gestionados, pueden ser cuatro años dulces para la socialista Sara Hernández. El pacto natural sería con Podemos y ahí también hay una cara nueva al frente, Alba Leo. Otro talante y otra vía a explorar… si le dejan: las mismas actitudes de uno y otro lado, conducirán al mismo resultado. Es hora de hacérselo mirar, y de verdad, no solo de boquilla, pensar en la ciudadanía: los presupuestos no saldrán si no se ponen medidas realistas sobre la mesa, cifras incluidas. El resto es humo y poner palos en las ruedas.

En esta ocasión además, la alcaldesa tiene plan B: Ciudadanos, más hábil en la negociación de medidas concretas con las que ponerse la medalla. Y a lo mejor (llámame loca) también de eso va la política: de conseguir plasmar tu programa en medidas concretas. Veremos rostros nuevos en el Pleno con Compromiso con Getafe y su propuesta revolucionaria de diálogo.

Y también ha entrado Vox. Su número 2, Ignacio Díaz Lanza, ya ha marcado su territorio: con los ‘santos evangelios’ en la mano, con voz retadora y levantando los primeros abucheos en la grada. Es la extrema derecha, señores, ya están aquí. Dentro del aire fresco de la nueva Corporación se ha colado este olor a rancio que desprende el concejal más joven del Pleno.

¿Y el PP? Se lame las heridas, espera que pase la vorágine y se despejen las incógnitas. Los cinco concejales electos de la formación azul velan armas, viendo cómo se configura el Gobierno de la Comunidad quizá para buscar alternativas salariales. De momento, se respira un poco mejor en este Getafe que afronta cuatro años de tranquilidad. Al menos, de momento. Disfruten de sus vacaciones.

GC N 294

Raquel González - Directora Grupo Capital