Qué es y cómo funciona una caldera de condensación

GETAFE/Varios (09/07/2019) – Las calderas de condensación son los generadores térmicos con combustibles fósiles más avanzados, capaces de obtener rendimientos superiores a las antiguas calderas atmosféricas y estancas, produciendo un ahorro en nuestra factura del gas y además reduciendo la emisión de partículas contaminantes a la atmósfera. 

Si estás buscando información sobre calderas de condensacion en Madrid en este artículo vas a encontrar las claves más importantes.

¿Por qué se las llama calderas de condensación? 

Porque condensan el vapor de agua contenido en los humos quitándole calor e introduciéndolo en el circuito de calefacción.

En la combustión de una caldera se generan una serie de productos derivados de la reacción química de la llama. Entre esos productos se encuentra el vapor de agua proveniente de la reacción entre el hidrógeno del combustible y el oxígeno comburente.

En una caldera convencional ese vapor de agua se escapa a la calle sin más, pero una caldera de condensación es capaz de extraerle calor e introducirlo de nuevo en el circuito de calefacción. De esa manera se logran rendimientos más altos.

¿Qué diferencias tienen con las calderas convencionales?

La diferencia más evidente a nivel constructivo es que las calderas de condensación tienen un tubo de salida de agua de condensados que debe ser conectado a un desagüe.

Por este tubo es por donde la caldera expulsa el agua que proviene de la condensación de vapor.

Si no tienes cerca un desagüe existen bombas de evacuación de condensados para hacer llegar el agua hasta el desagüe.

También las calderas de condensación suelen ser más pequeñas, menos voluminosas, que las antiguas calderas atmosféricas o estancas. Esto es debido a que el quemador y el intercambiador primario suelen ser redondos, por lo que ocupan menos espacio que los quemadores y serpentines horizontales planos de los antiguos modelos. Además, como son calderas controladas electrónicamente se han quitado muchas piezas hidráulicas que las antiguas calderas sí tenían y que ocupaban un espacio.

Además, y como hemos dicho anteriormente el rendimiento es más alto que en las calderas convencionales.

La emisión de partículas contaminantes denominadas NOx (óxidos de nitrógeno) es más baja que en las calderas tradicionales. Estos NOx son los causantes de la lluvia ácida

¿Reparar caldera antigua o instalar una caldera de condensación? 

Si tienes una caldera antigua que te está dando problemas, necesitas repararla y la reparación es de un importe relativamente elevado el consejo que te damos es que hagas números y pienses en la rentabilidad, y la rentabilidad te la dá siempre una moderna y eficiente caldera de condensación.

En conclusión, las calderas de condensación tienen muchas ventajas y muy pocos inconvenientes.

Son más seguras, más eficientes y más ecológicas que las antiguas calderas.

 

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.