Más allá del simple chubasquero

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GETAFE/Look Total (04/10/2019) – Al igual que la riñonera, el chubasquero es esa prenda que muchos consideran todo menos bonito o elegante, y que sin embargo muchísimos otros califican de esencial en el armario. Seas del bando que seas, la realidad es que el chubasquero, o esa prenda impermeable que nos salva de muchas, es tendencia. ¿Por qué? Porque finalmente los diseñadores han entendido que más allá de su funcionalidad da mucho juego en la pasarela.

¿Recuerdas el típico amarillo del anuncio de Pescanova? ¿O el que llevaba Mikey en la mítica serie de los ‘Goonies’? Ahora estamos ante una versión renovada porque hay una infinidad de opciones: colores, tamaños y formas que lo convierten en una chaqueta de lo más favorecedora.

Las altas temperaturas se han resistido tanto a abandonarnos que nos han obligado a acuñar un nuevo término y su correspondiente manual de estilo: el «veroño». Pero parece que con un poco más de frío (y, sobre todo, con lluvia) toca ponerse a pensar en tendencias de otoño-invierno. Llega el frío y toca hacerse (sí o sí) con un chubasquero.

Son de esas prendas que todas tenemos o hemos tenido en el armario para ocasiones puntuales y de carácter práctico. Estas últimas temporadas la pasarela las reinventa y los cortavientos, los forros, o las parkas deportivas son las nuevas chaquetas de moda. Los chubasqueros ya se pusieron de moda hace un par de temporadas de la mano de Miu Miu. Y ahora que «la calle» se ha vuelto más práctica que nunca en términos de estilo, vuelven a ser un hit.

MANUAL DE USO CON ESTILO:

  1. Combinado con el resto del look

Sin duda, empezamos a lo grande. Conseguir combinar un chubasquero con el resto del look es algo, si no complicado, casi excepcional. Pero, además, la (otra) pieza estrella es un slip dress, lencero. ¿Puede haber una ecuación más perfecta? Por supuesto, siendo otoño, se adapta a la bajada de temperaturas integrando una camiseta básica blanca debajo.

  1. Efecto plastificado

Como si se tratara del clásico forro de los libros. ¿Nostalgia? La justa. En esta propuesta la tradición y modernidad conviven… y engancha.

  1. En charol

Dos básicos de básicos como son el jersey negro de cuello vuelto y los vaqueros. Pero, claro, el rey absoluto es su chaqueta de vinilo. La guinda del pastel.

  1. En mate (y millennial pink)

Fue el color del año, aunque a última hora le ha salió un rival más joven: el Gen-Z Yellow. Pero todavía le queda algo de reinado.

  1. Transparente

Para restarle su aspecto infantil, lo puedes llevar con camisa de seda y minifalda, todo en negro. Los botines calcetín del mismo color hacen el resto.

  1. La versión más desenfadada

Llevándolo sobre un vestido de punto multicolor y combinándolo con botas de agua.

  1. Un outfit

¿El secreto? Combinarlo con prendas sobrias y un irresistible labial rojo… y saber que el chubasquero transparente es la prenda de la temporada.

  1. Look totalmente casual

Acompáñalo con zapatillas deportivas. Un estilismo completamente útil contra la lluvia.

  1. Estilismo working girl

Si a eso le añadimos los cuadros, es decir, el estampado de moda, el deseo aumenta irrefrenablemente.

 

¡HASTA PRONTO!

[Y siempre, siempre, siempre… Diviértete combinando]

“Hazlo simple, pero significativo”

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.