Un Pleno marcado por la ausencia de los concejales socialistas que dimitían

image Hoy era el Pleno en el que los cinco concejales implicados en el ‘Caso Aparcamientos’ renunciaban oficialmente a su acta de concejales. La expectación era máxima, pero los cuatro concejales socialistas han preferido evitar el «circo» en que se podía convertir este Pleno, según palabras de la propia secretaria general del PSOE y no han acudido a la que hubiese sido su despedida. Los asientos de Pedro Castro, José Manuel Vázquez, Cristina González y David Castro estaban hoy vacíos.

La que sí ha ha estado presente y se ha despedido del Pleno ha sido la concejala de IU, Sylvia Uyarra que ha tenido palabras de agradecimiento, pero también de crítica, pronunciando una frase que ha sido repetida a lo largo de casi todas las intervenciones: «Ni están todos los que son ni son todos los que están» en el ‘Caso Aparcamientos'». Ha hablado de la comisión de investigación que se creó al respecto de este caso y que finalizó con la petición de IU «de la dimisión de la concejala Cristina González», y con la conclusión de que «todo se había ajustado a los procedimientos legales». También advirtió que ella no estaba «en la junta de Gobierno que tomó las decisiones políticas» y remitió a los presentes al informe de la UDEF en el que afirma que «no hay incrementos patrimoniales sin justificar de los implicados». En su despedida, su «funeral político», como ella misma ha descrito, ha dejado también una promesa: «Volveré». Tras esta intervención ha abandonado su asiento con lágrimas en los ojos.

Sara Hernández trató de devolver el golpe de un Pleno en el que cuatro de sus nueve concejales dimitían atacando al Partido Popular y defendiendo que sus compañeros «han dimitido sin estar obligados a ello». Para la secretaria general este «es uno de los Plenos más difíciles y es el fin de una etapa importante. Paralelamente ya se inició hace dos años el proceso de renovación», con su elección al frente del PSOE Getafe, defendió. En su intervención ha sacado a colación las facturas ficticias que manipuló la FAES «de la que el alcalde era director», los 64.000 euros empleados en «gastos de representación y facturas y taxis en días festivos y fuera de horario», la imputación de su jefa de prensa para la que ha pedido «que dimita» o la adjudicación de las obras del Teatro Madrid. Ha finalizado su intervención asegurando que «debemos reconocer nuestros errores que han llevado a que la irresponsabilidad, la soberbia y el capricho se sienten hoy en la Alcaldía de Getafe».

El Pleno estaba concebido según manifestó la propia portavoz de IU, María Luisa Gollerizo, y que causó la ausencia de los concejales socialistas como «una causa contra la izquierda en la que ya han dictado sentencia e interpretan a su conveniencia». La falta de acuerdo en el orden de las intervenciones parecía encauzada a conseguir el mayor impacto posible de la intervención popular, que ha sido la que ha cerrado el Pleno. Primero su portavoz Manu Ortiz, ha tenido una durísima intervención en la que ha acusado a los socialistas de querer «ocultar sus vergüenzas al decir que no están procesados: léanse el auto». También ha amenazado a Sara Hernández que asegura que «tendrá muchas explicaciones que dar porque usted presidió la junta de Gobierno en la se adjudicaron los aparcamientos».  Para Ortiz esta renuncia «llega tarde» y metió el dedo en la llaga sobre cómo se habían tenido que cubrir las vacantes, llegando hasta el puesto 22 de la lista: «Han renunciado porque no creen en usted y no quieren formar parte de su proyecto», le ha espetado.

Juan Soler ha sido el encargado de cerrar un Pleno plagado de interupciones por parte del público, que también portaba carteles contra la corrupción. El alcalde ha negando que en  la premura para convocar esta cita haya habido «revancha ni sectarismo». A Hernández le ha acusado de utilizar la estrategia de la «tinta del calamar para tapar algo que es imposible de tapar». Defendió que su presidencia en FAES es previa a las facturas que cita la UDEF o que los gastos de protocolo «son un tercio o un cuarto de lo que antes se gastaba: no sé cómo tiene la desfachatez de decir algo así». Volvió a diferenciar entre la responsabilidad que tienen los técnicos en el ‘Caso Aparcamientos’, aunque no hizo ninguna mención a la destitución de la secretaria del Ayuntamiento, y repitió lo dicho en anterioridad en el mismo Pleno y que parece llamado a convertirse en el leit motiv de las intervenciones populares: «Usted presidió la junta de Gobierno en la que se adjudicaron los aparcamientos. Eso está en su biografía política».

 

 

 

Raquel González - Directora Grupo Capital