Cruz Roja se ve obligada a cerrar su guardería a final de mes

guarderiacruzroja_mar2014«El Gobierno del PP lo sabe desde noviembre, ya les habíamos advertido que no podíamos hacer frente al gasto que supone». Luis Muela, presidente de Cruz Roja, ya no sabe que teclas tocar o a qué teléfono llamar para conseguir que el Centro de Día de Atención a la infancia siga abierto. 24 niños y sus correspondientes familias se verán privados de este servicio que tiene fecha de cierre: el 31 de marzo. Desde Cruz Roja lo han intentado todo, pero la reducción en la subvención municipal que reciben ha hecho inviable mantener este servicio que supone un coste anual de 90.000 euros. En 2012 recibían 226.500 euros: hoy la subvención es de 157.000 euros. Lo que sí han aumentado, de hecho se han multiplicado por tres, son las derivaciones de familias en dificultades que realiza Servicios Sociales a Cruz Roja, que ya atiende a 3.000 familias.

Han tenido que elegir «y hemos pensado que donde menos daño hacíamos era cerrando la guardería, porque no podemos dejar de atender a las familias que están pasando tantas dificultades». Todos los niños que estaban en el centro venían derivados de Servicios Sociales y ahora se han convertido en la principal preocupación de Luis Muela, y que ha recogido UPyD en una pregunta al Pleno: cuál es el destino de estos 24 niños que actualmente acuden a la escuela de Cruz Roja. «Ya les hemos dicho a todas las familias que acudan a su trabajador social para que les pueda reubicar en algún centro y que presionen». Hasta ahora nadie les ha dado una solución ni se conoce el destino para estos niños. “Lo normal es que Servicios Sociales se encargue de prestar la atención necesaria y buscar un nuevo centro a los menores, ya que sus familias no cuentan con los recursos suficientes para hacerlo”, ha señalado la portavoz de UPyD, Esperanza Fernández, único partido que se ha hecho eco públicamente de este problema.

Este cierre también supondrá que las tres trabajadoras que venían prestando sus servicios en la escuela pasen a engrosar la cifra de parados.

El alcalde, Juan Soler, sigue insistiendo en que se han aprobado los presupuestos más sociales de la historia de Getafe, sin embargo, ONG como Cruz Roja se ven desbordadas por derivaciones del Ayuntamiento, mientras se les recorta la subvención que reciben. No es el primer proyecto al que tienen que renunciar, sino que también tuvieron que cerrar la casa de acogida para enfermos saharauis, que el Ayuntamiento se negó a seguir subvencionando.

Desde Cruz Roja en la Comunidad de Madrid se han intentado reunir con el regidor, pero su petición de entrevista hace meses que se guarda en un cajón sin ser respondida.

 

Raquel González - Directora Grupo Capital

2 Comments