La terraza del Baco podría provocar «alto riesgo de muerte»

bacobomberos_may2014Los vecinos han pasado de estar indignados a asustados. Los bomberos acudieron a  en la tarde a la llamada de un vecino que avisó de un posible incendio, en el bloque que se encuentra afectado por la terraza del restaurante Baco, en la calle Terradas, que finalmente resultó una falsa alarma. «A raíz de una llamada de mi mujer, quien, estando sola con nuestras dos hijas pequeñas, empezó a percibir un fuerte olor a quemado procedente del restaurante y/o de la terraza ilegal, los bomberos intervinieron y, ante los indicios de incendio, ordenaron a mi mujer que no tratara de escapar por las escaleras sino que esperara a ser rescatada por el balcón, siguiendo el protocolo de los bomberos», narra el vecino afectado.

Los bomberos no pudieron acceder y levantaron un informe contra el restaurante por el «alto riesgo de muerte» que puede provocar esta situación. «Si ayer se hubiera extendido el presunto incendio, mi mujer y mis hijas, así como muchos otros vecinos y clientes de Baco Getafe, podrían haber muerto como consecuencia de la inacción de su Ayuntamiento. Los bomberos han denunciado y han levantado acta de que mi edificio vive en una situación de alto riesgo. ¿A qué esperan para enviar las inspecciones oportunas, clausurar el restaurante «Baco» por incumplir la normativa básica de seguridad, y ordenar la demolición inmediata del cuerpo de edificación que impide que seamos rescatados si mañana hay un incendio y condena a vecinos y clientes a sufrir lesiones y potencial muerte en caso de emergencia?», se pregunta el vecino. Finalmente se trató de una falsa alarma, según certifica el concejal de Seguridad, José Luis Casarrubios, en su informe diario sobre las actuaciones de la Policía Local, cuerpo que también se personó en el lugar junto a efectivos de emergencias. El incidente, sin embargo, ha servido para poner de manifiesto las dificultades a las que se pueden enfrentar los bomberos ante una eventual emergencia.

Son innumerables ya las quejas que han presentado los vecinos ante el Ayuntamiento «sobre la falta de homologación del proyecto y los incendios que podría producir la instalación eléctrica ilegal, y que, a pesar de haber pasado casi un mes, no ordenaron ninguna inspección de seguridad en relación con casos de emergencia e incendios».

El Ayuntamiento ya ha emitido una orden de paralización de actividad y una resolución para que deje la instalación en el proyecto que se le autorizó, eliminando el resto de elementos.

 

Raquel González - Directora Grupo Capital

12 Comments