Un videoclip con grito de guerra - GetafeCapital.com

Un videoclip con grito de guerra

Una canción, un videoclip con grito de guerra, esas son son las cartas de Amaral, en su último trabajo La Ratonera.

Amaral es un grupo reconocido que lleva mucho tiempo en el panorama musical español, tras años de esfuerzo, trabajo, sus letras han cautivado los oídos de mucha gente y su música sabe desenvolverse bien en un mundo difícil y perdurar hasta hoy, no es nada fácil. Crearon su propio sello discográfico apartandose de las fieras capitalistas, caracterizados por una magia y una sensibilidad especial, usaron en muchas canciones la poesía como medio para criticar lo pobres que son algunos moralmente.

amarallaratoneraEs noticia de actualidad su último videoclip que no es mas que un reflejo de lo que todos deberíamos hacer. ¿Ella aprovecha la situacion para ganar dinero con esto? Es absurdo pensarlo, ella tiene clara su oportunidad, la de proclamar a los cuatro vientos lo que piensa y lo hace (valiente Amaral) tal vez en nombre de todos los que estamos sufriendo la insconsciencia, la avaricia y la poca humanidad que tienen los políticos en general…

A veces incluso hace gracia ver cómo intentan darle significado a esta palabra (política) pero queda claro que son cabeza de turco, condenados a vagar errantes con la mentira a la espalda. Amaral se hace eco de lo que ve y muestra su lado más humano al ponerse en el punto de mira de muchos críticos, los cuales pueden sacar cientos de conclusiones que se topan de pronto con un muro enorme hecho de justicia y no en vano en cierto modo nos puede concienciar a traves de este grito de guerra: un videoclip, una canción, esas son las cartas de Amaral en este juego llamado vida.

Y aleluya por su revolución, aleluya por intentar hacer ver a la gente que no esta sola, pues los que gobiernan pretenden a toda costa hacernos pensar que sí lo estamos y no es así.

¿Se pueden cambiar las cosas? Sí, pero cada uno debe aportar su granito de arena. Amaral aporta el suyo con su música y cada uno de nosotros puede hacer lo mismo, cada insignificante acto tiene su repercusión, pensemos bien qué estamos haciendo cada vez que actuamos, esa es la clave; es un acto de valentía y humanidad que un grupo de renombre como Amaral sirva de portavoz y nos haga ver claramente de qué lado está, pues hartos estamos ya de políticos corruptos que no arreglan nada, que prometen y promueven pero no resuelven nada, son en realidad polvo que se lleva el viento. Se hace historia luchando y por tanto gracias a todos aquellos que lo hacéis, gracias Amaral.

Redacción Getafe Capital