Un corte de pelo a cambio de una historia

uncorteunahistoria4

Fotos: Jonathan Martín

Cada domingo, a las 10 de la mañana se plantan en el centro de Madrid. «¿Te apetece un café? ¿Quieres que te corte el pelo?», le proponen a alguno de los sin techo que se encuentran por la calle. La idea surgió como un trabajo de fotografía social que ahora se ha convertido en un pequeño gran proyecto que lleva un nombre: Un corte, una historia«Yo soy peluquera, Jonathan fotógrafo y Cristina es quien escucha las historias». Ana Cuenca, sale cada domingo desde Perales del Río para adentrarse en esta aventura junto a Jonathan Martin y Cristina Medina, cuya finalidad es «cambiar la imagen, aun por temporal que pueda ser, a gente que, por desgracia, vive en la calle. Cortarles el pelo y asearles. A la vez nos gustaría que nos contaran un poco las circunstancias por las que se encuentran en esa situación, y presentarlas mediante material fotográfico, desde un punto de vista positivo».

Es una labor «gratificante y muy conmovedora; demasiado. Antes pasabas por delante de ellos como si fueran una farola». Domingo tras domingo se dan cuenta de las historias que se esconden detrás. «A algunos les cuesta contártelas», otros son un libro abierto. No es fácil. «Algunos se muestran recelosos cuando les cuentas que les quieres cortar el pelo y lo rechazan; y otros cambian de opinión cuando ven el resultado de algún compañero». Otros prefieren «dejarse el pelo largo, porque dice que les protege del frío. Desconfían». Es normal. 

Muchos de ellos hace años que no pasan por una peluquería. «No saben muy bien cómo lo quieren, y en alguna ocasión les tienes que sugerir ideas». El resultado final «cuando ven el cambio, es una sonrisa. Sabemos que es algo temporal», pero por un momento han hecho sentir a alguien bien. Recogen sus historias y sus fotografías en su blog y en su página de Facebook.

Así que cada domingo, y llevan casi un mes, cogen sus aparejos y se lanzan a la aventura. Lo más difícil fue al principio. «Permisos, autorizaciones… un policía local me llegó a decir que si me veía cortando el pelo en la calle me multaba, porque no sabía si yo estaba sacando algún beneficio. Pero al final no hemos tenido ningún problema».

Un problema que se les planteó en un principio fue el material. «Tienes que desecharlo todo por higiene, pero encontramos a Eurostil que nos regaló todo el material. Se han portado de forma increíble». Con las limitaciones que tiene cortar el pelo en la calle, se ponen en marcha. «Utilizo champú en seco, que algo hace, el pelo lo recogemos con bolsas de basura y lo desechamos en contenedores específicos…» y así salen cada domingo. «Hola, ¿te apetece un café? ¿Te gustaría que te cortáramos el pelo y nos cuentas tu historia?».

The requested album cannot be loaded at this time. Error: OAuthException Code: 190, Error validating application. Application has been deleted.

Raquel González - Directora Grupo Capital