Un armario perfecto - GetafeCapital.com

Un armario perfecto

fondo2

GETAFE/Look total (21/01/2017) – ¿Harta de tener el armario lleno de ropa y nada que ponerte? Todos tenemos esa prenda talismán que compramos sin parar. Algunas lo hacen con bolsos y zapatos, otros vestidos o incluso algunas son adictas a la bisutería. La cuestión es que acabamos amontonando más ropa de la que realmente cabe en nuestro armario, y es ahí donde empieza el caos y acabamos con la frase de: NO TENGO NADA QUE PONERME.

Primero haz este ejercicio. Haz tres montones: 1 de ropa que te pones muy a menudo, 2 ropa que te encanta y 3 será el de las prendas que hace más de un año que no sacas de paseo. De los tres montones, quédate con los dos primeros, el tercer montón es probablemente el culpable de tu rara situación; mucha ropa y casi ninguna útil.

Sé que tienes ropa que te compraste fascinada por la tendencia del momento (no te culpo, a todas nos pasa) pero que nunca llegaste a lucir, ya sea porque no se ajusta con tu personalidad (aunque visto en la percha te encante), o bien porque te resulta difícil de combinar. Sigue estos trucos y llévalos en mente cada vez que vayas de compras:

  • Selecciona: reserva el espacio de tu armario para prendas que te gusten 100%.
  • Defínete: consigue piezas de calidad suficiente para durar más de un par de temporadas (tranqui poco a poco).
  • Progresa: de vez en cuando revisa tu estilo y redefínelo.
  • Eficacia: tus prendas deben de ser útiles, debes ser capaz de andar, correr y bailar con cada outfit.
  • Estilo mejor que tendencia: admite tendencias que se adapten a tu estilo y olvida las que no lo hacen.
  • Invierte tiempo: dedícale tiempo a definir y perfeccionar tu estilo y a elegir prendas apropiadas.
  • Versatilidad: elige prendas que puedan combinarse entre sí fácilmente.
  • Comodidad: si alguna prenda te aprieta, te roza, te ha encogido, o simplemente ya no te sirve, debe quedarse fuera.
  • Sé original: Olvídate de etiquetas como “clásica”, “romántica”, “casual”, abre tu mente y crea tu propio estilo.

¿Es posible conseguir un armario perfecto de temporada? SÍ, rotundo.

Unos lo llaman fondo de armario, otros básicos….lo cierto es que a pesar de las tendencias que se esfuerzan en hacernos creer que han venido para quedarse cada temporada, hay un montón de prendas que se sitúan por encima de cualquier corriente. Son prendas que hay que tener, aquellas de las que nunca debes deshacerte porque siempre, siempre, acaban volviendo. Muchas de ellas seguro que ya cuelgan en tu armario, otras es momento de que entren en él. ¡Vamos! Comprueba lo que te falta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo primero es una camisa blanca. Parece fácil, pero lo complicado es encontrar una adecuada a tu estilo. [Te salvará en comidas de empresa, entrevistas, o para aquellas ocasiones donde queremos dar una imagen formal de nosotras mismas].

Seguimos con un LBD o vestido negro corto para cualquier ocasión: cenas, fiestas o acontecimientos de etiqueta. [Lo que hace que un vestido cambie de apariencia es con qué lo acompañes, y como es negro y tendrás más de 20 años, alegra el cuello con un accesorio para no marcar las ojeras].

Un trench o gabardina. Pieza clásica atemporal por excelencia, en color crudo o nude siempre estará ahí para salvarnos.

Los blazer o americanas. En negro esencial, práctico y agradecido. Una buena americana es parte de cualquier fondo de armario.

Pantalón. Aparte del eterno vaquero (es la prenda más obvia pero no la menos importante, y lo suyo es decantarse por uno que sea lo menos fugaz posible), está el eterno compañero: el pantalón negro: es un imprescindible. También en colores como blanco (ojo, que es el nuevo negro), gris o beige según estilo. [Las partes de arriba de color negro son más complicadas, y hay que animarlas con algo de color o accesorios, porque si no ponen años, el pantalón en cambio no, ese lo tiene claro].

La camiseta blanca. No hacen falta razones, de hecho en el armario soñado habría varias con diferentes mangas, escotes y algún que otro adorno.

Falda. Más que la falda recta, apostaría por una con algo de vuelo. [Una muy corta, puede resultar impropia en algunas ocasiones].

Vestido de día. Vestido de flores. Está por encima de estaciones, modas y estilos. Mimetiza con el estado de ánimo del que lo lleva.

Una rebeca maxi. Infinita sensación de comodidad, calidez y confort. Genial para acompañar outfits.

Jersey. Si es de cashemir es una inversión segura.

Abrigo clásico. Camel, negro o gris, hasta la rodilla, nos mantendrá calientes sin perder elegancia.

Parka. Es el resumen de la estética casual, pero encima se adapta a todo. Es cómoda, fresca y todoterreno.

La eterna cazadora de cuero. Tiene la dosis de carácter perfecto para convertir un look apagado en uno cool. Maravillosa para cambios de tiempo.

Zapatos negros. Unos con tacón (sobretodo stilettos o salones) y otros planos. Siempre nos sacan de un apuro. Tú eliges. Las bailarinas (son femeninas, coquetas y sexys cuando dejan ver el nacimiento de los dedos). Depende de tu estilo y comodidad. Van con todo, fondo de armario 100%.

Botín o bota de caña media. Mejor negra o marrón. [Cuidado con los botines, dependiendo de la pierna que tengas puede que no te favorezca. Es más fácil acertar con la bota].

Bolso de día y un clutch para la noche.

Zapatillas deportivas. Para crear looks desenfadados.

¿Lo tienes todo? A partir de ahora podrás tener un armario inteligente 100%.

Cuenta la leyenda que cuando murió Coco Chanel se descubrió que su guardarropa solo se componía de 3 estilismos que combinan perfectamente entre sí. Si esto es cierto, los armarios inteligentes fue el secreto mejor guardado de este icono de la moda. Coco es considerada una de las mujeres mejor vestidas de la historia.

[….Y siempre, siempre, diviértete combinando]

“La moda se pasa de moda, el estilo jamás”

Redacción Getafe Capital