Mi hijo no lee: ¿cuándo debo preocuparme? - GetafeCapital.com

Mi hijo no lee: ¿cuándo debo preocuparme?

dislexia1-730x514

GETAFE/Rincón psicológico (05/04/2017) – La lectura constituye uno de los pilares fundamentales dentro del sistema escolar. Su aprendizaje es complejo y puede acarrear diferentes tipos de dificultad ya sea para descifrar el texto escrito o para su comprensión.

Las dificultades de lecto-escritura constituyen el factor más importante de fracaso escolar. Si su hijo/a tiene dificultades para aprender a leer, esto puede afectarle no solo desde el punto de vista escolar, sino que también puede afectar su autoestima y sus relaciones sociales. Las dificultades de lectura pueden variar de un niño a otro y por tanto los síntomas serán diferentes en función de cual sea la causa de estas dificultades. Aunque no es la única causa, la dislexia supone el principal problema de aprendizaje de la lectura.

La dislexia es un trastorno de la lectoescritura que afecta a aproximadamente al 5% de niños en edad escolar. Se trata de un problema persistente que perdura en la edad adulta.

Como para cualquier otro trastorno de aprendizaje se puede diagnosticar una dislexia siempre y cuando el niño no presente un déficit intelectual o sensorial que le impida aprender a leer y no presente ningún tipo de carencia de tipo educativo.

Síntomas de dislexia

Aunque los síntomas de dislexia comienzan a ser más evidentes en los primeros años de la Educación Primaria, las dificultades de estos niños comienzan mucho antes. A continuación exponemos una serie de síntomas que pueden estar presentes:

  • Tiene dificultades para reconocer las letras
  • Dificultades para asociar las letras con sus respectivos sonidos
  • Puede mezclar los sonidos al hablar
  • Confunde letras que se parecen visualmente (m y n; p y q; b y d, etc.)
  • Invierte palabras dentro de una frase o letras dentro de una palabra cuando lee
  • Invierte las letras cuando escribe
  • Puede presentar dificultades de pronunciación
  • Su vocabulario puede estar limitado respecto a lo que corresponde a su edad
  • Tiene dificultades para hacer rimas
  • Le resulta difícil aprender un idioma extranjero
  • La comprensión puede ser difícil: puede ser incapaz de recordar lo que ha leído, extraer conclusiones de un texto o contestar de preguntas de un texto que acaba de leer

La dislexia, es mucho más que dificultades en la lectura y la escritura. En efecto, los niños que presentan este tipo de problemas, pueden también presentar problemas de memoria, confusión derecha-izquierda, dificultades a nivel de las nociones espacio-temporales o dificultades de acceso al léxico.

La dislexia tiene un fuerte componente genético y es frecuente encontrar niños con antecedentes familiares con este problema. De la misma manera se asocia frecuentemente la dislexia con trastornos de lenguaje oral. Así, si en su familia existen personas con problemas para el aprendizaje de la lectura y además, su hijo presentó algún tipo de retraso en el desarrollo del lenguaje, obsérvelo y en caso de necesidad consulte con un profesional con el fin de realizar un diagnóstico precoz y limitar posibles complicaciones.

Más información en www.cspsicologia.es

Redacción Getafe Capital