En otoño, todo al blanco

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GETAFE/Look total (09/10/2020) – El blanco no es solo para el verano, también tiene cabida en el guardarropa invernal. Abrigos de peluche, pantalones de sastre, americanas blancas y un toque renovado aportando color a través de los complementos.

Al pensar en la moda de verano es inevitable no recurrir a imaginar el blanco inundando los looks, mientras que al pensar los estilismos de invierno suelen ser los colores oscuros, negros, azules marino o tonos tierra los que vienen a nuestra mente. Sin embargo, en la moda actual no hay normas escritas y la moda entre temporadas se mezcla sin parar. De ahí que sean muchas las prescriptoras de estilo que apuestan por las botas tipo cowboy en verano o las más atrevidas que se lanzan a la calle en invierno luciendo sandalias con medias (sí, esto ha ocurrido).

Con los colores ocurre igual. El blanco es todo un imprescindible en el armario de los meses más fríos. La forma de llevarlo, por supuesto, se transforma. Los tonos blancos más puros se alternan con crudos y los tejidos frescos se convierten en lana o punto. Tendemos a guardar nuestras prendas blancas conforme llega el frío porque asociamos este color a la época estival, un error en el que caemos cada año que nos cierra multitud de posibilidades a la hora de crear nuestros looks otoñales. La clave está en combinarlo con tonos tierra como el camel o beige, obteniendo un estilismo sencillo y cómodo para ir a trabajar.

El poder del pantalón blanco lo conoce quien ya se ha dejado atrapar por looks monocolor de este tono en los meses fríos del invierno. Y es que entre tanto negro, gris y estampado, la luz del blanco se agradece para darnos un poco de vida en estilismos que aunque queramos evitarlo, inevitablemente se oscurecen en cuanto empieza el frío.

Por eso alegra tanto comprobar que entre las expertas de moda, los looks con pantalón blanco como protagonista han desbancado por completo a los estilismos con vestidos, faldas ¡e incluso con vaqueros! Y la realidad es que para ser aún mejor, se trata de looks bastante básicos, sencillos de emular y con prendas que puedes tener ya en el armario o encontrarlos en las tiendas low cost.

En las diferentes Semanas de la Moda que tuvieron lugar el pasado mes de septiembre, las estilistas y gurús del estilo ya comenzaron a dar las pautas para vestir el total look white este invierno y enseñaron todas las claves para llevarlo en su máximo esplendor. El uso de accesorios en distintos colores, especialmente los bolsos en tonos beiges, camel o marrones, zapatos de animal print, o apostar por un estilismo blanco inmaculado mientras que se eligen todos los complementos en color negro son algunos de los trucos de estilo más repetidos y además, los más sencillos de emular.

Si quieres saber cómo vestir de blanco en invierno, aquí encontrarás algunas respuestas:

  1. Incluir una textura invernal

Un abrigo de pelo, aunque sea de una tonalidad diferente, te dará el toque invernal que necesitas para que el resto del look funcione.

  1. Apostar por un abrigo oversize

Las siluetas envolventes y oversize más propias del invierno son otra de las claves para dar con un look total white que funcione cuando hace frío. Una gabardina XL o un abrigo de paño.

  1. Recurrir al total denim

El tejido vaquero llevado de pies a cabeza funciona muy bien en invierno cuando se tiñe por completo de color blanco y otros tonos próximos. Es ese truco de estilo que nunca falla.

  1. Introducir un estampado discreto

Vestir de blanco es fácil si sabes cómo, pero puede resultar todavía más sencillo cuando se emplean estampados que incluyen otros colores sin quitarle ese toque níveo al look. Apuesta por los lunares con una blusa romántica pero, cuidado, es importante que el fondo sea de color blanco y no al revés.

  1. Optar por la sastrería

Combinar prendas de color blanco puede complicarse, de ahí que tirar de un traje sea un recurso tan fácil como el de apostar por un vestido. Combínalo con prendas de invierno, como una blusa con lazada, unos zapatos cerrados y un bolso de piel.

  1. Mezclarlo con prendas y accesorios invernales

Y si todo lo demás falla, solo tienes que combinar ese total look o prenda de color blanco con otras piezas invernales (e ignorar el total white aunque solo sea cuando sales a la calle). Mezcla un vestido blanco con un abrigo de cuadros y unas botas altas, ¡y tachán!

¡Y seguiremos con más tendencias poco a poco! Como siempre unos looks para que te inspires…

Mucho ánimo y ¡HASTA PRONTO!

[Y siempre, siempre, siempre… Diviértete combinando]

“La personalidad comienza donde las comparaciones terminan”

 

Redacción Getafe Capital

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.