Made in Spain, made in Getafe

Premio a la Actividad Empresarial: Loewe

Fabricado en España, más concretamente en Getafe, y vendido por todo el mundo, con un gran crecimiento en el mercado asiático. Es el mundo al revés, pero Loewe ha sido capaz de dar la vuelta al tópico y apostar por la productividad en el país en el que ha nacido. “Loewe es una marca profundamente española”, cuenta Manuel Serrano, vicepresidente de Operaciones y Finanzas. Desde sus comienzos en 1846, en un pequeño taller de artesanía en el centro de la capital, la firma ha apostado por la artesanía, por el saber hacer de sus expertos trabajadores.

Fue a finales de los noventa cuando se trasladaron a Getafe. “Era un lugar muy adecuado” para crecer. La apuesta por convertir Getafe en un centro neurálgico fue aún más patente cuando decidieron ampliar la planta con la que contaban en el municipio, sumando de esta forma un total de 15.000 metros cuadrados. “En Getafe contamos con 350 o 360 personas trabajando, sumando las que están en el centro logístico”. Es la mitad de la plantilla que Loewe tiene repartida por toda España, tiendas incluidas.

Esta ampliación llevaba consigo un ambicioso proyecto con Getafe como protagonista: en la fábrica del municipio se ha instalado el centro de corte de toda la piel que usa Loewe. “La diferencia de nuestra marca es la piel. One touch, touch the story (con un toque, palpas la historia). Es la mejor piel de España de cordero entrefino”. El proceso de selección de la materia prima es una de las claves “y saber trabajarla es fundamental”. El conocimiento de la piel es uno de los activos de los trabajadores de Loewe, que en algunos casos llevan décadas en la empresa.

No han cedido a la tentación de deslocalizar la producción, de llevarse sus fábricas a Asia: “No todo es el coste de la mano de obra: hay mucho más. El saber hacer de la máxima calidad que tenemos es difícil de copiar: y eso es lo que vendemos por todo el mundo”. Hoy, gran parte de los bolsos y la pequeña marroquinería que fabrican, se hace en la planta de Getafe, aunque también tienen centros de producción en Ubrique o Castellón.
El secreto para estar en expansión en épocas de crisis “es la calidad excepcional que tenemos”, que ha convencido en mercados como el asiático. De esta forma, celebran los 40 años desde que entraron en Japón, pero también tienen proyectos ambiciosos como la apertura en la calle más comercial de Shanghai del local más grande de Loewe con 800 metros cuadrados, o también una próxima tienda en Hong Kong.
 
La escuela de marroquinería
Una de las apuestas más importantes que han hecho con la nueva ampliación es la creación de una escuela de marroquinería que forma a desempleados en el tratamiento de la piel y el montaje. “Para hacer un bolso de Loewe necesitas un know how (saber hacer) y para aumentar la capacidad de producción necesitábamos formar personas en este aspecto”, explica Serrano. Pequeños grupos de 20 personas reciben clases de los propios trabajadores de la fábrica, que les trasladan su conocimiento. “El 60% de los que hacen el curso, se quedan aquí trabajando”.

Loewe es una marca viva (ahora cuentan con un nuevo diseñador), en continúo crecimiento, acoplando la tradicional labor artesanal con las nuevas técnicas de producción. Y Getafe es uno de los corazones de la firma.

Raquel González - Directora Grupo Capital